Etapa 5: Viana do Castelo - Caminha | Recorrido

Distancia: 
26,8 km
Duración: 
6 horas 45 mins
Dificultad: 
3
Paisaje/Naturaleza: 
3
Inicia sesión o regístrate para descargar el Track.

0,0

4,9 km

En la primera parte de la etapa podemos escoger entre la ruta oficial, que va por el interior, o bien el recorrido alternativo por el litoral, sin flechas pero con playas. La distancia en ambas opciones es similar, y la elección dependerá de nuestras preferencias.

Una vez en Vila Praia de Âncora ambos recorridos se unifican hasta el final de etapa, que hemos previsto en Caminha (si bien tal vez algunos opten por cruzar hoy mismo el Miño y seguir hasta A Guarda).

Ruta alternativa por el litoral:

Los que decidan seguir el litoral no tendrán ninguna dificultad para orientarse, si bien este trazado alternativo no cuenta con flechas amarillas. Desde Viana do Castelo sólo hay que buscar la Av. do Atlântico y superar la playa Norte y el fortín da Areosa, siguiendo la costa en dirección hacia el faro de Montedor, en Carreço. Se pasa por playas, molinos y tramos de pasarelas de madera, a lo largo del GR-1 y la Ecovía Litoral Norte. La llegada a Vila Praia de Âncora puede hacerse por la misma orilla de la costa, pisando arena en algún momento, o bien –con precaución– por el arcén de la carretera N-13. Esta variante se incorpora al recorrido oficial junto al fuerte da Lagarteira, en Vila Praia de Âncora, en el km 18,3 de la etapa.

Ruta oficial:

Desde la Praça da República se toma el Passeio das Mordomas, para girar a la izquierda por la Rua Cándido dos Reis y seguir de frente por la Rua General Luís do Rego; una vez en el Largo 9 de abril buscaremos la Rua de São Tiago. Tras pasar bajo las vías del tren vemos el centro comercial Estação Viana Shopping (pues tiene la estación de ferrocarril justo al lado); antes de llegar giramos por la Rua Portela da Cima, en fuerte ascenso. Cruzamos por un paso inferior bajo la Av. 25 de Abril, que es la vía de circunvalación de la ciudad, y al salir giramos a la izquierda, siempre en subida, por la Rua D. Moisés Alves Pinho, llegando ante la iglesia de los Santos Mártires.

Continuamos de frente por la misma calle y después por la Rua dos Sobreiros, bordeando el monte de Santa Luzia. Desde la Rua Pedreira da Areosa torceremos a la izquierda para seguir un rosario de callecitas estrechas entre muros de piedra, que nos dejan finalmente en una mini-rotonda donde hay una escultura de hierro oxidado. Seguimos por la Rua Entre Quintas, la Rua da Saudade y la Travessa das Pereiras; tras cruzar un puentecito de piedra sobre un riachuelo aparecemos ante la entrada a la mansión Quinta da Boa Viagem, con una capilla enfrente en cuyo atrio podemos parar a descansar.

4,9

3,5 km

Continuamos 100 metros por un tramo adoquinado entre dos hileras de olivos, para girar a la derecha en subida y llegar a una pequeña urbanización. Seguimos por asfalto entre un bosque de pinos y, después de unas casas modernas, tomamos un camino que se desvía a mano derecha.

Seguimos entre casitas, muros de piedra y calles estrechas, a veces con buenas vistas sobre el litoral. Al llegar a un puente sobre la vía del tren giramos a la derecha para enfilar la Rua do Moreno, pasar ante la casa de turismo rural Casa do Nato y acabar cruzando la vía –con suma precaución– por un paso a nivel sin barreras. Llegamos al cementerio y a la iglesia de Carreço.

8,4

9,9 km

Seguiremos por detrás de la iglesia en paralelo a la vía del tren, para finalmente volver a cruzarla, esta vez por un puente. Seguimos la adoquinada Av. de Paço y pasamos junto al albergue privado Casa do Sardão, un remanso de paz que goza de buenas vistas sobre el faro de Montedor y el mar.

Poco después el camino se interna en un bosque de eucaliptus, tramo abrupto pero muy agradable tras el cual llegamos a un cruce con una fuente de piedra. Ya por calzadas empedradas entramos en el barrio de Armada, perteneciente a la localidad de Afife.

3,5 Armada (Afife). Tras un tramo de camino adoquinado a través del bosque llegamos ante la Quinta de Cabanas.

0,5 Convento de São João de Cabanas (Afife). Antiguo convento benedictino situado en un paraje idílico, con un riachuelo, árboles, poemas sobre azulejos y un cruceiro. Tras el puente el camino sigue a la derecha por el borde del río, tomando después algún tramo de adoquines y escaleras. Un sendero empinado y con piedras nos conduce hasta otro camino con adoquines, ahora en bajada; viene después un nuevo tramo en subida por el bosque, con camino de tierra y losas de piedra. Al cabo de 20 minutos llegamos a un primer cruceiro, y poco después a otro, éste sin vistas, donde comienza una bajada por terreno pedregoso. Al cabo de 1 km, ya por adoquines, llegamos a la aldea de Barreiros, con un antiquísimo lavadero a ras de suelo y de nuevo otro cruceiro, éste datado en 1779.

2,8 Barreiros. Tras 800 metros el camino nos lleva ante otro gran cruceiro en un parterre con césped, y seguimos por un caminito empedrado. Justo después de cruzar una plataforma de piedra sobre el río Âncora tomamos a la izquierda un sendero por el que llegamos a la carretera N-305, que cruzamos. Por la Rua da Barrosa tomamos otro atajo a mano izquierda, entre pinos, y llegamos a una escuela y al edificio vidriado de la piscina municipal. En breve cruzaremos bajo la carretera N-13 por un paso inferior y avanzaremos hacia la Praça da Revolução, centro de Vila Praia de Âncora.

3,1 Vila Praia de Âncora.

18,3

4,7 km

Se cruza la vía del tren por alguno de los pasos a nivel y llegamos ante la costa, junto al fuerte da Lagarteira. Seguimos todo el litoral, en paralelo a la vía del tren y a la costa, pasando por la capilla de Santo Isidoro, con un pequeño atrio. Al cabo de 1,8 km el camino cruza por un paso inferior bajo la vía del tren y entra en la localidad de Moledo.

Variante recomendada: En lugar de cruzar bajo la vía del tren tal como indican las flechas, os recomendamos seguir de frente, por la orilla del mar hacia la playa de Moledo, y cruzar la Mata do Camarido, precioso bosque de pinos declarado Parque Nacional (también es factible caminar por la misma arena de la playa), llegando finalmente al estuario del río Miño y al paseo marítimo de Caminha. El rodeo supone apenas 1,1 km más de camino, pero vale la pena.

23,0

3,8 km

Los que crucen bajo la vía del tren deben seguir en paralelo por las aceras de la Av. Santana hasta una gran rotonda. La cruzamos con sumo cuidado por los pasos de cebra y continuamos por el arcén de una carretera secundaria y rectilínea [Nota 2021: nos informan (gracias) que se ha habilitado un carril-bici, por lo que ya no es necesario caminar por el arcén], siempre en paralelo a las vías del tren, y que seguiremos durante 3,2 km totalmente anodinos hasta entrar en Caminha, llegando a la plaza del Ayuntamiento, con la bonita Torre del Reloj y la puerta que da entrada al casco viejo de la villa.

Caminha. Además de visitar su bonito casco histórico, os recomendamos consultar enseguida los horarios del ferry que cruza el Miño, que varían cada día en función de la marea baja, para decidir si quedarnos a dormir aquí o bien tomar el transbordador hoy mismo (lo que implicará continuar caminando, después del trayecto en ferry, los 3,6 km que restan hasta A Guarda).

26,8