Etapa 32: Sarrance - Borce | Recorrido

Distancia: 
22,4 km
Duración: 
6 horas 15 mins
Dificultad: 
3
Paisaje/Naturaleza: 
5
Inicia sesión o regístrate para descargar el Track.

0,0

8,5 km

Bordeando la cabecera de la iglesia bajamos a la N134, que cruzamos al lado de la capilla de la Pierre. A continuación superamos también el río por la Pont de la Bigue, para tomar la pista asfaltada que lleva a la granja de Latapie.

Antes de llegar a ella nos desviamos, por medio de una escalera, para adentrarnos en una senda similar a la que nos condujo el día anterior a Sarrance: entre bojes, helechos y arbolado se prolonga la montaña rusa, que circula bajo un puente de la vía férrea, contando con pasos estrechos y barrancos hacia el río, y algunas obras de muretes y escalones para facilitar el tránsito. Concluye ante las casas de Pont Suzon, donde volvemos a cruzar nacional y río.

2,7 Cruce de la N134. Retrocede el GR 200 m por la carretera general para desviarse por la D241, que se dirige a Lourdos-Ichère, bajo la vía férrea. Vamos por ella otros 150 m, al lado de un muro de contención, hasta encontrar la pista que, tras el viejo apeadero, pronto se convierte en senda fluvial. A partir de la granja de Portaricq seguimos una carreterilla que entre prados se aproxima a Bedous, aunque dando un considerable rodeo hasta confluir con la D237 en Touroum de La Bigue, barrio perteneciente a la vecina villa de Osse-en-Aspe.

4,9 Touroum de La Bigue. Cambiamos aquí el sentido de la marcha hacia el sur, y pasamos sobre un falso túnel, ejemplarmente construido sobre la variante de la N134, y un puente sobre el Aspe. Al lado del campo de rugby de Bedous ya solo falta superar la vía del tren, y cruzar la antigua nacional, para acceder a la plaza François Sarrailhé, corazón del casco antiguo.

0,9 Bedous.

8,5

1,9 km

Dejamos la plaza, por la Rue de l’Ardoisière, entre la iglesia y el château Lassalle. Al concluir Bedous prácticamente ya comienza Orcun, donde a la orilla del Gabarret nos recibe su histórico molino, que sigue en funcionamiento y además acoge un albergue.

0,8 Orcun. Dejando iglesia y caserío a la derecha, el GR cruza la D237 y rodea una colina boscosa hacia Jouers, deparando buenas vistas, a nuestras espaldas, sobre el desfiladero por el que accedimos al valle. El camino herboso entre prados resulta muy agradable, pero una rápida bajada nos deja en la localidad, que posee una capilla parcialmente románica.

1,1 Jouers.

10,4

2,0 km

Entre Jouers y Accous se interpone la colina del Poey (652 m), que ahora el Camino rodea por su cara sur, recorrido más largo que el vigente años atrás, pero indudablemente con más encanto. Al atractivo natural, que incluye la presencia de buitres sobrevolando la zona, se añade el aportado por un artista local, que ha colocado huellas de los animales salvajes que frecuentan esta zona para que las podamos reconocer (algunos preferirán no hacerlo). Por su parte, los niños del colegio de Accous han creado el Sentier Artistique des Phonies, consistente en varias intervenciones escultóricas o compositivas, en ocasiones puro land art, muy originales. La bajada a la cabecera del valle, por un camino pedregoso, es de nuevo rápida, y se prolonga por el casco antiguo hasta la iglesia.

12,4

10,0 km

De la Villa Alta se pasa a la Baja, cruzando La Berthe por un puente de piedra de un arco; sobre asfalto continuamos hasta la granja de Estrems. El valle vuelve a estrecharse por la presencia de dos poyos calizos, el monte Peneblangue y el Rocher de la Vierge, circunstancia que nos empuja hacia la N134 por una senda pedregosa. Tras cruzar un torrente sobre una tabla, el camino al final se precipita, por una especie de tobogán, en la boca del desfiladero.

1,8 Cruce de la N134. Pasando al margen derecho cuanto antes, pues luego viene una curva y en el izquierdo no hay arcén, continuamos 150 m por él hasta una central hidroeléctrica. Desde aquí aún restan 800 m de suplicio, viendo pasar los camiones a toda velocidad, hasta encontrar el desvío a L’Estanguet, lo que nos obliga a realizar otro cruce. Cuesta arriba llegamos a este pequeño núcleo itinerario, que cuenta con un bar-restaurante con camas y un picadero de caballos.

1,3 L’Estanguet. Tras un corto descenso, a la vista el puente quebrado del tren regresamos a la general; otro lamentable tramo de 350 m, en una angostura, nos obliga a avanzar por su arcén hasta el Pont de Lescun, donde parte la D239, que sube al famoso Circo de Lescun. Por ella vamos otros 350 m hasta el lugar de Bouhaben, donde se alza la factoría de Toyal Europe, que produce polvo y pigmentos de aluminio para diversas aplicaciones y cuenta con una central hidroeléctrica cuyos tubos bajan desde el monte.

1,1 Bouhaben. Cruzando el río de Lescun rodeamos las instalaciones industriales para ascender por una senda umbrosa en la que se suceden dos portillas de metal. La ruta aparece por aquí mal perfilada, y por momentos cerrada de vegetación; discurre junto a una casa de piedra abandonada, con más portillas, y desemboca en un camino más ancho que lleva a Pont de Chèvres, paso que facilita el acceso a Cette-Eygun.

2,4 Pont de Chèvres. Los peregrinos seguimos al frente, y a lo largo de 1 km contemplamos en la cara oriental del valle las villas de Cette y Eygun, unidas en un solo municipio, y también su barrio de Brioulet, el más próximo a la nacional. El recorrido fluvial concluye al cruzar el Aspe por una vistosa pasarela de madera que nos devuelve a la nacional. Por fortuna, el siguiente tramo cuenta con una pequeña senda paralela, que nos permite circular con seguridad 1 km hasta el desvío por la D739 a Borce. Un ascenso, con nuevas vistas antológicas sobre el valle, nos deja ante el antiguo hospital de peregrinos de Saint-Jacques, desde el que avanzamos hasta el Burgo, dominado por la iglesia parroquial.

3,4 Borce.

22,4