Etapa 6: Nasbinals - Saint-Côme-d'Olt | Recorrido

Distancia: 
32,2 km
Duración: 
8 horas
Dificultad: 
4
Paisaje/Naturaleza: 
5
Inicia sesión o regístrate para descargar el Track.

0,0

8,8 km

Dejamos el pueblo por la calle-carretera (D987), que pronto abandonamos para tomar a mano derecha un camino de tierra que atraviesa un mágico hayedo, descendiendo luego entre prados hasta el puente de Pascalet.

3,0 Pont de Pascalet. Una portilla nos indica que entramos en una propiedad privada en la que puede haber ganado suelto, al que no tenemos que molestar. Los regatos bajan del monte e inundan el camino, obligándonos a buscar piedras para saltar de una a otra sin mojarnos.

Tras recorrer un bello tramo por estos prados de altura, marcado con estacas dispuestas para los días de nieve, alcanzamos el punto más alto (1.370 m), provisto de una caseta de madera-refugio. El descenso es rápido hasta la última cancela, con un monumento a la Virgen en el acceso al Royal Aubrac.

5,3 Royal Aubrac. El GR baja a una vaguada decorada con una moderna escultura, pero con problemas de encharcamiento si llueve, y junto a un modesto jardín botánico se aproxima a lo que queda de la dômerie, austeros edificios entre los que sobresalen la iglesia y la torre medievales.

0,5 Aubrac. Junto a la oficina de turismo-bar-tienda panorámica se dividen los caminos, con el GR- 65A/GR-4 a la izquierda, y el nuestro a la derecha.

VARIANTE DEL COL D’AUBRAC:

Se prolonga desde el puente de Pascalet, a 3 km de Nasbinals, hasta el acceso a Royal Aubrac. Más que de una variante, que lo puede ser para los peatones en épocas de lluvias torrenciales o nieve, se trata de una ruta obligatoria para ciclistas y peregrinos con caballerías o perros, ya que tienen prohibida su entrada a las propiedades privadas ganaderas por las que transcurre el GR-65.

8,8

4,2 km

Recorremos 700 m por la D987 hasta encontrar el camino pedregoso que desciende a través de un extenso y magnífico hayedo. Superada la Croix de Bois los prados nos acompañan hasta Belvezet (fuente, área de descanso), de casas dispersas.

VARIANTE DEL GR-6A/GR-6: 

Solo por curiosidad, pues no vale la pena complicarse la existencia, hemos de saber que desde Aubrac parte una segunda ruta a Saint-Chély. Bajo la nomenclatura de GR-6A/GR-65A desciende por el bosque comunal hasta cruzar el Rau Pesquier, y luego asciende girando al oeste. En este tramo en solitario avanza junto a dos cruces y alcanza la cota de 1.308 m en la confluencia con el GR-6.

Ya por esta senda recorre un planalto, por el Monterbosc, para iniciar un rápido descenso al norte de Les Enfrux, alcanzando Saint-Chély por la orilla opuesta del río, siendo posible entrar en la localidad cruzando el puente o, peccato, proseguir hacia Saint-Côme-d’Olt.

13,0

3,1 km

Al salir del núcleo queda indicada a la izquierda el desvío a Sarbonnel (gîte). La senda, cada vez más estrecha, complicada y gran parte del año transformada en una torrentera, prosigue su bajada por el bosque, tan bello y repleto de flores silvestres y pájaros que nos hará olvidar los inconvenientes. En el tramo final, antes de llegar a Saint-Chély, cruzamos dos veces un arroyo (área de descanso).

16,1

3,3 km

Tras bajar al puente medieval de los peregrinos, que cruza el río Boralde, ascendemos junto al cementerio para conseguir un perfecto encuadre sobre la villa. Cruzando la D19 proseguimos en paralelo a ella por una senda a mayor altura, en todo momento emboscada, y la volvemos a atravesar llegados a la aldea de Le Recours.

Una pista asfaltada, con espléndidas vistas sobre los densos bosques que pueblan el valle, da paso a un camino de tierra que se introduce en un hayedo verdaderamente espectacular, acaso el mejor bosque por el que hemos avanzado hasta el momento. Donde termina, al final de una dura rampa fue colocada una caseta de madera (fuente, wc) según el modelo que se repite en el departamento de Aveyron. Muy cerca queda la aldea semi-arruinada de Les Combrassats.

19,4

3,4 km

Nueva senda pedregosa entre muretes hasta la granja de Foyt, y posterior ascenso sobre pista asfaltada entre prados hasta Lestrade, con topónimo viario alusivo a la antigua vía (gîte, refugio con alimentos de donativo).

22,8

5,9 km

Quien hubiera pensado que el descenso había concluido está equivocado. Los castaños, robles, nogales, y algunos cerezos, sustituyen a las hayas en este tramo, donde un camino ancho continúa bajando sin tregua, al lado de unas colmenas, y luego se estrecha y encaja en el terreno, dibujando codos, hasta alcanzar el puente de madera y cemento, con una malla metálica, que supera el arroyo de Cancels.

Justo después enlazamos con la D557, por la que bajamos a un cruce junto a un puente de cemento grande (área de picnic) para continuar por un camino estrecho que sigue la ribera boscosa de la Boralde de Saint-Chély, realmente fantástica, cruzando dos puentes. Desembocamos en la misma carretera, que volvemos a dejar a través de una cuesta «mataperegrinos» que conduce a La Rozière (fuente), con su oratorio de la Inmaculada.

28,7

3,5 km

Una senda entre arbolado desciende hasta un regato y una cruz, para volver a subir con fuerza hasta Grèzes (bar-restaurante Chez Muriel).

Entre campos damos un buen rodeo divisando ya en el fondo del valle del Lot, sin duda bucólico, la coqueta villa de Saint-Côme. El descenso final nos hace confluir con la D987 en Cinqpeyres, con acceso posterior al convento de Malet, buen alojamiento que dista 100 m del GR.

Una pista vuelve a cruzar la carretera y accede por un paso inferior a ésta al impecable casco antiguo de Saint-Côme, que nos conduce hasta su iglesia.

32,2