Etapa 17: Lauzerte - Moissac | Recorrido

Distancia: 
26,8 km
Duración: 
6 horas 45 mins
Dificultad: 
2
Paisaje/Naturaleza: 
2
Inicia sesión o regístrate para descargar el Track.

0,0

11,9 km

Una escalinata desciende desde la Grand Rue hasta el cementerio y el Multiusos. La bajada se prolonga por un inesperado túnel vegetal hasta la D953, que se cruza con precaución para continuar por la D81 hacia Saint-Jean. Pasamos tres puentes, sobre dos afluentes y el Lendou, y a 1 km, tras la casa de Lamothe, nos desviamos a la derecha cuesta arriba.

Junto a una laguna con patos, y de un Halte Saint-Jacques que nos permite despedirnos de Lauzerte (vista), llegamos a la antigua mansión de Le Chartron, con un palomar que todo el mundo fotografía. Un camino pedregoso desciende hasta la capilla de Saint-Sernin (fuente, área de picnic).

3,9 Capilla de Saint-Sernin. Al lado de un roble centenario, que precede a un robledal más joven, salimos a un terreno abierto salpicado de cerezos. Los cultivos rodean la granja de Parry (bar rústico).

1,2 Parry. Una pista asfaltada prosigue por el valle de la Barguelonne, donde por su lecho, entre maizales, hemos de pisar la D57 algo más de 1 km. Por fin la abandonamos para subir hacia las casas dispersas de Mirabel (dura rampa), con nuevo descenso hasta un nuevo Halte Pèlerin para el descanso.

Desde la vaguada del arroyo de Bonnet (chopos, nogales) volvemos a subir entre frutales para pasar junto al hotel Aube Nouvelle, un clásico de la zona fundado por unos belgas.

5,5 Hôtel Aube Nouvelle. Un sube-baja cansino nos deja en la encrucijada de la D2 y la D16, con acceso a la gîte de Figué-Haut. A un paso queda Durfort-Lacapelette (fuente, wc, área de picnic, bar-tienda, panadería).

1,3 Durfort-Lacapelette.

11,9

3,4 km

El GR parte por la Rue des Pèlerins y desciende por una pumarada para rodear una laguna y regresar a la D16, que se cruza para dirigirnos a la iglesia de Saint-Martin, que aunque dista 50 m del GR es un buen lugar para descansar (fuente).

15,3

11,5 km

Una monótona pista discurre al lado de la Maison Cascaré, con su jardín disponible para que los caminantes podamos comer en él, todo un detalle, y desciende para cruzar de nuevo la carretera y seguir en paralelo a ella por el lado opuesto. A lo lejos divisamos por vez primera la central nuclear de Golfech, situada en el valle del Garonne.

A partir de aquí el terreno se quiebra, transitando por el corredor fluvial del arroyo Laujol y junto a la granja Paillote de Laujol (plátanos), con tramos de escaleras por el bosque y una dura cuesta posterior en la que las raíces de los árboles se comen la senda. El robledal da paso a campos agrarios y de frutales, donde se sitúa la capilla d’Espis (fuente).

6,3 Capilla d’Espis. Aún es preciso superar dos lomas, con la vista puesta en el valle del Tarn-Garonne, repleto de frutales e invernaderos, antes de descender a la aglomeración de Moissac. Desembocamos en la D957, por la que continuamos hasta una rotonda, decorada con una pareja de peregrinos. Justo después, antes del cementerio, parte a la derecha la variante del GR por las colinas.

2,8 Inicio de la variante por las colinas (ver Al Loro). Aunque por un instante tomamos el tranquilo Chemin des Vignes, entre casas con jardín, el postre de la etapa resulta amargo, con entrada por la D957 atravesando la vía del tren (justo después hipermercado Casino).

La entrada en el casco antiguo, por la rue Malaveille hasta la place des Récollets (mercado), supone un alivio, y la rue de la République ya nos lleva hasta la portada románica de la abadía de Saint-Pierre, que nos recibe como lo hace desde el s. XI.

2,4 Moissac, abadía de Saint-Pierre.

26,8