Etapa 1: Arles - Saint-Gilles (Gard) | Recorrido

Distancia: 
20,3 km
Duración: 
4 horas 30 mins
Dificultad: 
1
Paisaje/Naturaleza: 
2
Inicia sesión o regístrate para descargar el Track.

0,0

4,9 km

Desde la Place de la République, la calle homónima nos lleva hasta el puente de Trinquetaille, por el que cruzamos el Ródano. El GR ha sido marcado bajando al Quai de Trinquetaille, y torciendo por la segunda calle a la dcha. (André Benoît), pero se va más rápido si continuamos al frente, donde además hay panaderías y una frutería.

Dejando partir la D35 a la derecha, continuamos al frente por la Av. de la Camargue, que pasa bajo el viejo puente del ferrocarril y la N113, y desemboca en una rotonda con la estatua ecuestre de Maurice Étienne.

De frente tomamos la estrecha VC107 y, tras superar dos industrias agroalimentarias, nos adentramos en la ruralidad de la Camarga con dos inconvenientes: asfalto a go-go y ausencia de sombra.

Variante del Petit Rhône: Es tres kilómetros más larga que la ruta histórica, y está balizada con flechas y conchas amarillas. Principia tras cruzar el puente de Trinquetaille, donde se toma a la derecha el Quai Saint-Pierre, bordeando el Ródano junto a lo que queda (dos pilares con esculturas de las que recibe el nombre) del puente ferroviario de los Leones, destruido en 1944, y el cementerio.

Donde concluye el paseo fluvial principia una pista de tierra que se aparta del Gran Ródano para alcanzar, a la altura del puente de tirantes que cruza a Fourques, el Pequeño Ródano. A partir de aquí, circulando junto a una piscina municipal cubierta y bajo el puente de la D113, ya no hay pérdida: basta con seguir 17 km el dique meridional de este brazo del río, sobre el que avanza la ruta arbolada primero junto a una zona residencial y luego por sobre campos de cultivo. Una serie de barreras impiden el paso de vehículos, quedando la vía reservada a peatones y ciclistas, que suelen hacer acto de presencia en el recorrido. A mitad de camino se pasa bajo un viaducto de la A54.

Ya hacia el final, el camino cruza una antigua vía férrea convertida en ciclovía, pero pese a estar también señalizada con marcas jacobeas, es preciso continuar por el dique hasta converger con el camino principal.

4,9

15,4 km

Bordeamos este núcleo rural, dando un giro a la izquierda ante la Mas de l’Agneau, para contemplar los lejanos horizontes de la inmensa planicie, por la que avanzamos entre cañaverales, arrozales y campos de cereal, con presencia de algunas granjas con picaderos de caballos.

4,3 Cruzamos el canal du Fourchon junto a las granjas Mas de Palounlongue, que significa “de pan llevar”, y Mas des Bernacles, enfilando una larga recta. A lo lejos se divisa una torre blanca cuadrada, que no es otra cosa que el depósito de aguas de Saint-Gilles, a donde nos dirigimos.

3,6 Ante Mas Saint-Cesaire, donde la ruta gira al norte, encontramos la única fuente potable del recorrido. A la vista de Saliers, tomamos primero la C118 y 700 m después desembocamos en la D37, que se aproxima a la localidad bordeando una laguna en la que no será difícil ver flamencos y otras zancudas.

Es factible atravesar Saliers para evitar la carretera, y aunque se alarga la marcha 750 m puede valer la pena si queremos contemplar sus típicas cabañas camarguesas. De este modo seguiremos hasta la iglesia, regresando de nuevo a la D37, que en Les Cabanettes desemboca en la D572N; en este cruce suele haber puestos de venta de fruta de temporada. Ya próximos al Pequeño Ródano y su bosque fluvial, recibimos por la derecha su variante, siendo posible acceder al dique un pequeño trecho.

3,6 Puente de Saint-Gilles. Sobre esta estructura de 1999, que costa de un arco con tirantes de metal, abandonamos Provenza para entrar en el Languedoc.

Y comenzamos con buen pie, hollando algunas pistas terrosas que pese a los quiebros evitan el asfalto, así hasta alcanzar el canal del Ródano a Sète, bautizado como canalette, que superamos por una herrumbrosa pasarela peatonal. La única cuesta del día nos permite acceder a Saint-Gilles junto a la torre-depósito, y de aquí hasta la arbolada plaza-mirador Jean Jaurès, antesala del recorrido por el casco histórico hasta la place de la République, frente a la abadía de Saint-Gilles.

3,8 Saint-Gilles, place de la République.

20,3