Camino de Madrid | Experiencias

No hay nada mejor que peregrinar desde la puerta de tu casa. 
Camino solitario pero muy bien señalado, con mucha infraestructura, con bellos paisajes y con una gente encantadora en los pueblos.
Los albergues buenos ( El de Nava de la Asunción mejorable, pero la gente que lo atiende es encantadora).
Pasar por Segovia, Coca, Cigueñuela, Simancas, Medina de Rioseco, Santervás de Campos, Villalón de Campos, Sahagún, León... es una experiencia increíble.
Los castellanos tienen fama de secos pero es mentira. Son solidarios, amables y aman hablar de su patrimonio.
Es...

Positiva como cualquier experiencia que la buscas. Me ha gustado, pero no me ha entusiasmado.

Tras varios años desplazándome a distintos puntos para iniciar la peregrinación, en 2014 decidí optar por lo más ortodoxo y empecé a caminar desde la puerta de mi casa en Las Rozas de Madrid. Improvisé la etapa que me llevara hasta Cercedilla para enlazar con el Camino de Madrid y luego otras dos jornadas no marcadas para enganchar con el Camino Sanabrés en Granja de Moreruela.

Una experiencia única, dura y solitaria. En toda mi experiencia, ha sido la peregrinación que más me ha costado por la falta de infraestructura y de gente con la que comentar las andanzas de la jornada al...

Fue una experiencia inolvidable. Quiero recalcar la belleza del poco popular Camino de Madrid, que es solitario, íntimo, bien señalizado, y con muchos y excelentes albergues. Hace la ruta de los castillos, pinares, puertos, Segovia es maravillosa. Recomiendo este camino.

Excelente experiencia.
Me ha gustado mucho el camino. Lo hice solo.
La primera mitad del recorrido, hasta Sahagún donde empalma con el camino francés es solitario, no hay ambiente de camino, excepto por las señales y los albergues. Pero para mí fue lo que le dio profundidad a la experiencia. El paisaje es bello. Hermosa la sierra de Madrid, la campiña segoviana, la tierra entrepinares y la zona de Campos en Valladolid. Se pasa por varias poblaciones con encanto, desde Manzanares El Real, Segovia, Coca, Simancas y Medina del Río Seco.
El resto lo contarán mejor en el...

Iniciamos el camino en la iglesia de Santiago de Madrid.
Muy solitario, pero encantador por el paisaje y por el paisanaje.
Nos ha gustado por que en él todavía se vive la esencia del Camino, el ánimo de la gente al pasar por los pueblos y por los campos.
La libertad de ser y estar solo contigo mismo, aunque vayas acompañado y no necesitar nada más que lo que llevas encima.

Hasta enlazar con el tramo de Camino Francés, caminas en solitario y excepto algún tramo, no es el camino mas bonito.