Maracena

Servicios:
Habitantes: 
21.594
Municipio: 
Maracena
Provincia: 
Granada

Notas destacadas

En 1431 tuvo lugar aquí la batalla de la Higueruela entre las tropas de Juan II de Castilla y los nazaríes defensores de Granada, que se cobró más de 10.000 vidas entre ambos bandos; según las crónicas, vencieron los castellanos pero desistieron de entrar en Granada, porque ese mismo día se produjo un tremendo terremoto y ello fue considerado un mal augurio. Vamos, un mal fario, como dirían en caló.

Cultura e Historia

Municipio perteneciente al área metropolitana de Granada, situado en la vega del río Genil. Se considera que el origen de la localidad sería una villa romana con el nombre de Maratius o Martius, de la cual se han hallado restos en la finca Casería Tito, tales como tégulas, restos de un molino de aceite –curiosamente aun se produce aceite en esa zona–, ladrillos, cerámica y, lo más importante, el pedestal de lo que debió ser un monumento consagrado a una divinidad romana, datado entre los siglos I y II dC y que se halla en el Museo Arqueológico de Granada. 

En el siglo XII Maracena tenía 200 vecinos y contaba con una mezquita; la actividad agrícola se limitaba a la huerta y al cultivo de la vid, cuyas uvas se utilizaban como fruta de mesa, desecadas –uvas pasas– e incluso para hacer vino que luego se vendía al vecino reino de Castilla. Su cercanía a las ciudades de Garnata (Granada) y Madinat Ilbira (antigua Elvira, cerca de Atarfe) le benefició económicamente, pero también supuso que por sus tierras pasaran invasiones, ejércitos y guerras. Así, está documentado que en enero de 1126 el rey aragonés Alfonso I el Batallador arrasó la población, tras decidir no invadir Granada. Poco después el municipio fue escenario de batallas entre almohades y almorávides, como en 1145 cuando el rey de Murcia Abú Yaffar acampó con su ejército de almohades en Maracena, dispuesto para atacar Granada; los almorávides defensores de la ciudad, que supieron de su paradero, dispersaron las tropas por la noche y mataron al rey murciano. En 1431 tuvo lugar aquí la batalla de la Higueruela, entre las tropas de Juan II de Castilla y los nazaríes defensores de Granada; según las crónicas, el ejército castellano ganó la batalla, que se cobró más de 10.000 vidas entre ambos bandos, pero desistió de entrar en Granada ya que hubo un tremendo terremoto ese mismo día y ello fue considerado un mal augurio.

En el siglo XVI, tras la expulsión de los moriscos y la confiscación de sus tierras, la repoblación de Maracena fue asignada a familias de origen soriano cuyos antepasados habían colonizado en 1236 la localidad cordobesa de Bujalance. En 1535 se edificó, sobre la antigua mezquita, la iglesia parroquial en estilo mudéjar. Respecto a la agricultura, tras la reconquista prosiguió la explotación de la viña, si bien se fomentó el cultivo de remolacha azucarera y de lino, tanto para la producción de aceite de linaza como, sobre todo, para la confección de tejidos. 

Durante el siglo XIX aparecieron los barrios de Bobadilla y del Cerrillo, en una época en que la población sufrió grandes epidemias, entre ellas tres de cólera (fueron especialmente cruentas las de 1834 y 1855), una de sarampión y otra de difteria en 1886. La crisis comercial de las primeras décadas del siglo XX obligó a cerrar las fábricas de azúcar y con ellas desapareció el cultivo de la remolacha, tras lo cual muchas familias de Maracena emigraron a La Rinconada (Sevilla). La recuperación de la población se produciría a finales de la década de 1960 e inicios de la de 1970 debido al auge de la construcción, que atrajo emigrantes de otros puntos de la provincia, así como por la creación de un polígono industrial.

Principales monumentos

Iglesia de la Encarnación.

Fotos de Maracena

Mural de azulejos de la virgen de los Dolores, Maracena