Navarrenx

Servicios:
Habitantes: 
1.061
Municipio: 
Navarrenx
Departamento: 
Pirineos Atlánticos

Alojamientos en Navarrenx

 
13 €
Casco antiguo
Abierto: 
Todo el año
 
23 €
 
35 €
 
60-66 €
A 300 m del casco antiguo y a 200 m del camino
Abierto: 
Todo el año
 
20 €
Casco antiguo
Abierto: 
Todo el año (en invierno bajo reserva)
 
79+ €
Céntrico
 
40+ €
 
50+ €
Casco antiguo
 
62 €
Casco antiguo
 
15 €
 
60+ €
A 300 m del casco antiguo y a 200 m del camino
A 500 m de la localidad

Notas destacadas

El punto de encuentro clásico y vespertino de los peregrinos es la terraza de la Taverne Saint-Jacques (place de la Poste).

Mercados al aire libre: en la place Darralde los miércoles por la mañana, y durante el verano también en la mañana del domingo.

Se mantiene la costumbre de acoger a los peregrinos, a diario en la iglesia de Saint-Germain (abril-octubre), con una oración, bendición y canto del Ultreia a las 18:00, a la que sucede un aperitivo de confraternización en la casa rectoral, donde nos ponen el sello. La vocación hospitalaria debe mucho al trabajo del párroco Sébastien Ihidoy (1932-2016), alma mater del renacimiento jacobeo en la localidad.

Además del Carrefour Exprés junto a la entrada del Camino (rue du Faubourg, de 8:00 a 20:00, domingo de 9:00 a 12:00), hay varias tiendas, panaderías y boucheries en el casco antiguo, entre ellas el super Vival (rue de la Poterne, de 7:00 a 12:30 y de 15:00 a 19:30, domingo de 8:00 a 13:00, cierra lunes).

Los albergues de la localidad son de estilos muy diferentes: desde la acogida familiar de donativo, pasando por el estilo fraternal y peregrino de un lugar emblemático como L’Alchimiste, hasta un gran complejo municipal con tres edificios, y algunos privados de muy buena calidad.

El origen de la bastida tuvo su razón de ser en el paso estable de la Gave d’Oloron, tendido a finales del s. XIII. Las crecidas del caudal afectaron a la fábrica del puente, que fue reconstruida en 1583, y de nuevo reparada en los s. XVIII y XIX.

Mantiene la imagen de una pequeña ciudadela de la Edad Moderna, la que Henri II d’Albret, rey de Navarra, encargó al arquitecto italiano Fabricio Siciliano, que la ejecutó entre 1538 y 1547. Es así como la plaza se convirtió en la primera de Francia en ser dotada de bastiones capaces de resistir la artillería, contando asimismo con un gran arsenal y almacén de pólvora.

Dos productos de Navarrenx que vale la pena probar: los jamones y embutidos elaborados con carne de cerdo manex en la Charcuterie Casamayou et Fils (70 rue Saint Germain), también con todo tipo de conservas bearnesas de calidad, incluida la garbure y platos preparados para llevar; y las cervezas artesanas de estilo inglés Shakespeare, en la que solo se utilizan ingredientes locales.

Cultura e Historia

El hecho más memorable de la crónica local fue la resistencia durante cuatro meses, por parte de los hugonotes al mando de Bernard d’Arros, lugarteniente de la reina Jeanne d’Albret, del asedio de las tropas francesas en 1569. El episodio no alteraría el resultado final, favorable a los católicos y certificado con la visita de Louis XIII a la población en 1620; justo en ese momento se aprobó el edicto de unión del reino de Navarra a Francia. Por lo que respecta a la acogida de peregrinos, Navarrenx tuvo el hospital de Saint-Antoine desde el s. XII al XVI, en que fue demolido para levantar las murallas.

Principales monumentos

Conjunto histórico, Murallas, Arsenal y Caserna, Puente (s. XIII, XVI y reformas posteriores), Iglesia de Saint-Germain-d’Auxerre (s. XVI-XIX).

Fotos de Navarrenx

Exterior y esculturas de peregrinos, puerta de Saint-Antoine, Navarrenx
Interior de la puerta de Saint-Antoine, Navarrenx
Oración de peregrinos en la iglesia, Navarrenx
Puente sobre el Gave d'Oloron, a la salida de Navarrenx