__adra__
Imagen de __adra__

¿Por qué haces tu camino?

Hola chic@s, me gustaría que este hilo sirva para que todos podamos expresar el motivo por el que hicimos, hacemos o haremos el Camino De Santiago.

Yo os cuento el mío:

El 23 de Octubre del 2018 por desgracia tuve un accidente de tráfico en la SE-30, un camión de grandes dimensiones entró en mi carril sacándome de la carretera y quedando estampado en el quitamiedos de la carretera, lo primero que pude ver al salir del vehículo fue una flecha amarilla... Tengo la suerte de vivir en un pueblo por el que pasa el Camino De Santiago más concretamente la Vía Augusta por lo que conozco el significado de esa señalización. 

Desde aquel momento entendí que aquello que tanto me marcó podría ser una señal y me empezó a rondar la idea de realizar el camino  por Vía de La Plata. 

Espero vuestras respuestas y ¡¡Buen Camino!! 

Blenques
Imagen de Blenques

Me gusta mucho andar, es una de mis pasiones. El viajar andando con lo puesto, y poco más, durante muchos días me resulta muy satisfactorio. Si buscas un camino señalizado, con buenas infraestructuras, paisajes bonitos y variados, bonitas poblaciones y la posibilidad de compartir la experiencia con otras personas que siguen tu mismo camino;  las mejores opciones en España pasan por hacer el Camino de Santiago o la Vía de la Plata. Hasta ahora me decantaba por otras opciones más exigentes físicamente y más brutales paisajísticamente hablando, como realizar rutas montañeras por los Pirineos durante varios días de refugio en refugio, pero varias lesiones menores en los últimos años han hecho que haya ido perdido la confianza necesaria para seguir realizándolas.  Reconozco que mi verdadero "Camino", seríar hacer el GR 11 entero de mar a mar de una tacada, pero siento que ya se ha esfumado esa posibilidad para mí......

__adra__
Imagen de __adra__

Gracias por compartirlo! Me encanta tu espíritu aventurero... Nunca es tarde ☺️

drakonian
Imagen de drakonian

Yo no lo hago por cosas tran profundas, ni soy devoto ni promesas ni nada del estilo. Simplemente por dos cosas:

  1. Desconectar de la vida normal, del trabajo, familia, etc ya que aunque este de vacaciones si me quedo en casa es imposible.
  2. Conocer gente nueva de distintas culturas, paises, pobres, ricos, de una religión u otra. En el camino se conoce mucha gente interesante, mucha gente te aporta muchas cosas y de la que se puede aprender mucho
Enmanuelem
Imagen de Enmanuelem

La primera vez fue por un amigo que era muy pesado...para el era la segunda vez desde Saint Jean y tanto insistio o tanto me pico la curiosidad que me uní a el y a su grupo en Logroño, con idea de dejarlo en Burgos. Al final continué hasta León y me fastidió bastante que tuviera que volver al curro y ellos siguieran...en las vacaciones de noviembre lo acabe.

Desde allí ha habido otras, con otras personas, solo, en verano, en invierno y con diferentes motivaciones aunque en todas ellas hay un espiritu común de volver a los origenes o como dicen otros compañeros de desconectar y cargar pilas.

BUEN CAMINO.

kalamocho
Imagen de kalamocho

Saludos desde Ponferrada.

Diez razones para peregrinar a Santiago de Compostela.-

Entre otros muchos alicientes y razones estos son unos simples ejemplos.

1 - VISITAR SANTIAGO DE COMPOSTELA Y LA TUMBA DEL APÓSTOL HOMÓNIMO.

Sin duda, para los católicos, sólo este motivo justifica sobradamente la visita. Pero incluso para los agnósticos, ese ya podría ser un buen motivo. El conjunto urbano es como un monumento de dimensiones colosales.

2 - TENER UNA PETICIÓN O DAR GRACIAS POR ALGO QUE NOS AYA SUCEDIDO.

No cabe duda de que esta es una motivación sólo para creyentes. Si tienes una persona querida desahuciada por los médicos, uno de tus seres queridos consiguió superar un contratiempo - enfermedad, si tienes un anhelo imposible, sólo un milagro y un impulso universal inexplicable puede remedar la situación. Desde que el hombre es hombre con alma, siempre se han pedido imposibles a entidades superiores.

Si no eres creyente también es una manera de dar gracias - pedir a la vida o a lo que estimemos oportuno.

3 - VIVIR UN " MILAGRO ".

Es común entre los peregrinos a Santiago el preguntarse los unos a los otros: ¿Tú ya has contemplado un milagro? Y aunque multitud de ellos deben afirmarlo por no ser menos, muchos otros están convencidos de haberlo vivido a lo largo del camino.

4 - LLORAR.

Es también una frase hecha entre los peregrinos a Santiago de Compostela que "todo peregrino llora al menos una vez durante el Camino". Puede parecer una tontería pero moran entre nosotros muchas almas que, cerradas a la sensibilidad, llevan décadas sin haber llorado de verdad. Para quien ha convertido su corazón en una pedernal, el volver a sentirse vulnerable sin la vergüenza de mostrarse débil ante los demás, puede ser verdaderamente importante.

5 - RECUPERAR LA FUERZA DE VOLUNTAD Y LA AUTOESTIMA.

El Camino es duro, muy duro. Cualquiera puede caminar seis horas un día, pero hacerlo durante una, dos, tres, cuatro... o más semanas se consigue sólo con fuerza de voluntad. Y como decía Schopenhauer, la voluntad es lo que define al hombre. Dicho de otro modo, el Camino y su inmisericorde exigencia de voluntad de seguir adelante es una manera de volver a sentirse hombre - mujer. Eso no es precisamente poco.

6 - ENCONTRARSE CON UNO MISMO Y OLVIDARSE DE LO MUNDANO.

La mayoría de las personas que logran culminar el Camino afirman que una de las mejores cosas que le han ocurrido a lo largo del mismo es que han vuelto a encontrarse a sí mismos. De cinco a ocho horas diarias caminando la mayoría del tiempo en silencio hace que uno vuelva a pensar. Y ese diario ejercicio durante semanas, acompañado a veces, agotado otras, destrozado algunas, sin las distracciones de la vida diaria, permiten que uno reflexione largamente sobre sus debilidades y sobre lo importante dejando de lado lo mundano.

7 - ENCONTRARSE CON LA VERDADERA SOLIDARIDAD Y VIVIR EN UNA GRAN FAMILIA.

Durante cientos de kilómetros, todos los peregrinos desfallecen, padecen accidentes, supuran sus ampollas. Aunque ahora se comparte el Camino con gentes de todo tipo y condición, ningún peregrino dejará de parar ante otro caminante que necesite de su ayuda. En el Camino no hay clases sociales, se deja el egoísmo aparcado en tu otra vida. Tengas creencias religiosas o no, todos son tus hermanos y harás lo que esté en tu mano para ayudar a quien lo necesite al igual que tu recibirás ayuda.

8 - FENÓMENO CULTURAL SIN PARANGÓN EN EL MUNDO ENTERO.

No en vano, el Camino de Santiago fue declarado el primer itinerario cultural de Europa. A lo largo de todas sus ramificaciones, uno encuentra miles de edificaciones de gran valor. Acostumbrados todos ya a los viajes empaquetados, donde uno absorbe como un borracho cultural las grandezas artísticas de las ciudades, el Camino, con su ritmo sosegado y personal, te permite disfrutar de cientos de tesoros artísticos a la velocidad que se te adecúe. Sin olvidarnos de la cultura gastronómica de las diferentes comarcas, que no son despreciables, ni mucho menos.

9 - HACER NUEVOS, GRANDES Y SINCEROS AMIGOS PEREGRINOS.

Como en toda experiencia especial, uno tiende a vincularse de un modo diferente con las personas con las que se comparte el día a día. Si uno lleva un ritmo normal, se va coincidiendo muchos días con las mismas personas. Se tiene una referencia común que te une al resto sin producirse ninguna cortapisa. A veces coincide que se encuentran personas muy especiales, aunque no va mucho con la idiosincrasia del camino, puede suceder que acabe en una futura boda.

10 - GANAR LA COMPOSTELA.

Para los católicos, eso significa que el tiempo que se pasará en el purgatorio será la mitad. En año santo la indulgencia sería plenaria. Se da una credencial con un texto latín que lo demuestra, pero lo importante no es el papel, sino el haberla llevado a cabo. Para los no creyentes que lo acrediten, existe otro documento para mostrar a quien se quiera que da fe de haberlo logrado. Respecto a la credencial, podrás guardar un bonito recuerdo de sellos de todos los lugares que has pernoctado y visitado.

Ultreia!!!

jsmartos
Imagen de jsmartos

Simplemente suscribir todas y cada una de tus palabras, Kalamocho y añadir solamente que una vez que comienza uno a hacer "el Camino" queda inoculado de una especie de virus que hace que todos los años espera ansioso el  momento de volver a él.

¡Ultreia!

Eduardo Quintas
Imagen de Eduardo Quintas

Un potente virus aunque hay que darle su dosis de camino para tenerlo tranquilo y no existen contraindicaciones por sobredosis. Suseia.

Enmanuelem
Imagen de Enmanuelem

Despues de leer al compañero kalamocho  como dicen en las peliculas de abogados...."no haré más preguntas"   ;)

Un texto muy completo y acertado.

funkyover
Imagen de funkyover

El 2012 inicié el camino de Roncesvalles a Burgos, era una cosa que siempre me había llamado la atención. El año siguiente de Burgos a León y con ganas de repetir. Entonces me quedé en el paro y durante 2 años no me ví con ganas de hacerlo. A 1 mes de terminar el paro, finales de 2015 retomé el Camino y comencé un reto solidario (ayudar a una ONG con una #RiuadadeNassos)  y en solitario. Aunque parezca mentira, a la llegada a Santiago y solo pisar la Catedral me llamarón para trabajar  por lo que no pude llegar a Finisterre. 

Desde entonces cada año hago el camino (tampoco tantos). y este año lo empiezo de nuevo con intención de llegar a Santiago. Por ahora siempre me acompaña una nariz roja que voy repartiendo. 

Lo mejor es sentirme siempre acompañado en todo momento, y cuando necesito estar solo sin ningún problema. Eso sí, a la llegada a Santiago ya voy preparado ya que las lágrimas no paran durante el trayecto de Monte do Gozo a la Catedral

Disos
Imagen de Disos

Son muchas las frases que he leido o me han dicho a lo largo de mis experiencias en el Camino pero pocas resumen mejor lo vivido y contestan a tu pregunta como estas dos citas : 

"Un espíritu engrandecido por una nueva experiencia, no puede volver a sus antiguas dimensiones"

                                                                                                                            Oliver Wendell Holmes

Peregrino: si te gusta la soledad, si quieres ser protagonista de este camino junto a la grandeza del paisaje y frente a la dureza de los fríos y los soles; si quieres que los atardeceres te arrastren en sus hondos silencios y que a las mañanas los quiebros de la aurora te agiten el alma, ¡este es tu camino!