Isidro García
Imagen de Isidro García

Desde el camino Mendocino a Santiago: de Madrid, Francés y de Invierno

 Supongo que a muchos de vosotros eso del camino Mendocino os sonará nuevo (excepto a RayyRosa que tienen en su página una descripción completa del mismo). Pero desde el año pasado la "autoridad competente" tiene reconocido el camino Mendocino como un trayecto oficial más a sumar a los existentes (¿empezarán a ser una plaga? ¿será por eso que gronze no le reconoce todavía?).

 Lo cierto es que inicié el Camino en la puerta de mi casa, como aconseja la ética del buen peregrino: en Casa Uceda, un pequeño pueblo de Guadalajara, a tres quilómetros de las flechas amarillas, que me recibieron en El Cubillo de Uceda.

 Mi intención: recorrer desde ahí el camino Mendocino hasta el de Madrid. Y una vez incorporado a él, continuar hasta...

 Mi jornada inicial casi coincidía con la descrita como segunda jornada del camino Mendocino oficial: llanuras cerealistas hasta llegar a Torrelaguna. En ese trayecto se entra en la provincia de Madrid, tras cruzar el río Jarama. Y se duerme, si llevas la credencial y pueden acogerte, en la casa diocesana que gestionan las Carmelitas de la Caridad.

La siguiente jornada, ya acoplada a la ruta oficial, transcurre por el sotomonte de los montes de La Cabrera, por las olvidadas pistas que trazará en su día el Canal de Isabel II. Si Torrelaguna, en donde comienza está etapa, por historia y por monumentalidad, debería ser la capital del camino Mendocino; Venturada por la promoción que viene realizando, y por el magnífico sello que estampa en la credencial, se va a quedar con ese título. Y tras acompañar las escasas aguas, por la sequía, del pantano de ... (qué problema dar el nombre correcto a ese pantano: ¿El Vellón, Guadalix o Pedrezuela?: dependerá en qué población te informen)..., dormí en Guadalix. Guadalix te recibe, cuando vas a sellar la credencial en las oficinas municipales, con una bolsa conmemorativa del camino Mendocino, con una barrita energética y con una lata de refresco (caliente porque la oficina no tiene nevera). Un detallazo, y lo digo en serio. Pero no tiene ninguna solución jacobea para el descanso del peregrino. Pensión privada y convencional, y muy de agradecer.

 Y al día siguiente, sorteando cercados de toros bravos, donde, a pesar de los cercados que separan las cañadas que componen la sirga jacobea, o precisamente porque esos cercados, en ocasiones, sólo son tres alambres de espino lo que me separaba de los cinqueños en puntas; donde, decía, tuve que sacar todo mi valor torero para cruzar tan cerca de los astados. Y llegar hasta las orillas de otro pantano, el de Santillana, igual de rácano en agua como el anterior, antesala de Manzanares el Real, y ya en el camino de Madrid.

 Aquí acabó mi trayecto del camino Mendocino. Un recorrido que comienza con campos de "pan llevar", bordea pantanos (cada vez con menos agua), y termina bajo El Yelmo de La Pedriza. En el qué todas las poblaciones te esperan con el sello para estamparlo en la credencial. En ocasiones, como Torrelaguna, puedes elegir más de un fiduciario de tu paso: el ayuntamiento, la iglesia, o el albergue; cada uno con su sello. Sin embargo, la presencia de peregrinos en este ramal es muy escasa: yo caminé solo, y parece que no llega ni a un peregrino al mes los que recorren las cuatro etapas.

 Todo cambio al llegar al camino de Madrid. Seguí avanzando sólo, pero la densidad de peregrinos, me contaban en los albergues, alcanzaría, como media, uno diario (algún día ninguno, otro día tres, otro día ....). 

 Y ya sin planes preconcebidos para seguir avanzando, lo hice hasta Puente Duero. Allí retomaré algún día mi Camino hasta el Apóstol. Pero ese tramo ya está muy narrado por otros foreros. Sólo añadiré de mi parte que en los diez días de peregrinación tuve meditación...., ni os cuento. Eché de menos en varios momentos a otros peregrinos que hubieran interrumpido mis soliloquios.

 

Gronze
Imagen de Gronze

Gracias Isidro por tu relato, interesante. Desconocía la existencia de este camino. En Gronze no incluiremos nuevos caminos (de Santiago), en este sentido la web está cerrada, fermé, closed... lo que no significa que no nos interese su existencia y conocerlos.

Las guías de los caminos minoritarios las deberían hacer sus promotores, siempre hay una asociación detrás. Son ellos quienes pueden luego mantenerla actualizada.

Concepción Gonz...
Imagen de Concepción González Gutiérrez

Pues sí, yo también agradezco este tipo de información, tan sobrio y bien narrado, lo que dice mucho y bueno de quien lo escribe. Teniendo en cuenta que lo has hecho una vez finalizada la experiencia. Me has dado la idea de llevar un diario donde registrar las experiencias de cada etapa. Yo comienzo el camino de Madrid a mediados de Septiembre.  Gracias, de nuevo y Buen Camino!!

Isidro García
Imagen de Isidro García

Gracias Concepción por tu comentario.

 He intentado aportar algo de mi vivencia personal, en esa Sirga tan solitaria, para que sea conocida por otros peregrinos.

 Sobre los caminos que tú tienes proyectado recorrer, (leo que piensas en cien quilómetros, o sea: cruzar Fuenfría) no he narrado nada de mi experiencia, porque ya otros peregrinos han escrito mucho y bien. Pero si quieres mi aportación sobre ese tramo del Camino de Madrid, me tienes a tú disposición.

 Bueno Camino en tu peregrinación.

Concepción Gonz...
Imagen de Concepción González Gutiérrez

Gracias por tus buenos deseos y  creo que este es un buen lugar para  que puedas describir ese tramo, no? Me encantaría leerte porque creo que le tengo un poco de miedo y conociendo experiencias que lleven a buen puerto, me serviría para encararlo con más seguridad. Adelante!!!

Isidro García
Imagen de Isidro García

Estimados amigos: he escrito en otro foro más o menos este mismo texto. En él se hablaba de las fechas en que los peregrinos volverán a hollar la sirga. En ninguna de las aportaciones se mostraba la esperanza de que en mes y medio podamos volver al Camino.

 Yo tengo proyectado reanudar mi peregrinación el día 26 de mayo, y dispongo de un mes libre de obligaciones para poder llegar a abrazar al Patrono. Espero que las autoridades permitan para esas fechas deambular libremente por España. Eso sí: iré en solitario, como ya hice el agosto pasado la primera parte de mi Camino. 

 Reanudaré mis pasos en Puente Duero (junto a Valladolid), donde el verano pasado tuve que detenerme, después de haber caminado durante diez días desde mi pequeño pueblo de Casa Uceda (Guadalajara), a tres quilómetros de la sirga mendocina (Camino Mendocino: Guadalajara-Manzanares el Real), y más tarde por el Camino de Madrid hasta el río Duero. Espero llegar a Santiago por el Camino de Invierno (aunque, si me planteé huir de los últimos cien quilómetros por motivos obvios; tal vez en esas fechas las cinco últimas etapas del Camino Francés sean verdaderamente camino de peregrinos, y no de excursionistas)

 No tengo mucha fe en que los albergues estén funcionando, así que temo que me tocará muchas noches al raso. En cuanto a la "distancia social" no me apura, en agosto anduve totalmente solo los diez días. Los lugareños me servían para romper tanta meditación como tuve.

 De la primera etapa solo me detendrá (imponderables aparte) la prohibición gubernativa. De las veintiuna etapas restantes habrá que decidir sobre la marcha según el Camino me vaya hablando

 Deseadme suerte

Isidro García
Imagen de Isidro García

 Buenas tardes amigos.

 Pues no, no puede reanudar la peregrinación en Puente Duero el 26 de mayo. Como recordaréis, para esa fecha nuestros gobernantes todavía no permitían deambular libremente por los caminos hacia Santiago. A fecha de hoy, con más o menos trompicones, parece que ya sí podemos caminar por las rutas del Camino. Por tanto, mañana dormiré en el albergue de Puente Duero, que ya está confirmado que la Asociación de Amigos del Camino de Santiago de Valladolid le tiene abierto. En otro hilo de hace quince días, dentro del foro del Camino de Madrid, David Menaza ya indicaba, según su experiencia, cuales podrían ser mis finales de etapa en estos tiempo extraños: Castromonte (con una primera etapa de 37 quilometros para abrir boca), y Medina de Rioseco. Por mi parte he comprobado que en Cuenca de Campos encontraré una pensión abierta, y en Melgar de Arriba ( un poco fuera de la sirga) habrá reemplazo para el cerrado albergue de Santervas (albergue que administra la Asociación de Amigos del Camino de Santiago de Madrid). La etapa siguiente será la llegada a Sahagún, ya en el Camino Francés, con previsible cambio de escenario en densidad de población de peregrinos.

 Cinco etapas del Camino de Madrid, que preveo en la misma línea de las seis anteriores de este mismo Camino, que recorrí en agosto del pasado año. En aquellas etapas, la absoluta soledad fui mi compañera, pues no coincidí con ningún otro peregrino, ni ciclista, ni caminante. Por tanto, los lugareños castellanos, tanto en la provincia de Madrid, como en las de Segovia y Valladolid, fueron mis interlocutores en las conversaciones que iba procurando a lo largo de los días.

 También preveo, dadas las fechas, que el sol y el calor estarán presentes en esta parte del país castellano, al igual que ocurrió en agosto del 2019. Así tiene que ser, pues para eso es verano. Recuerdo especialmente caluroso el tramo de llanura, llegando ya a Segovia, despues de haber cruzado el puerto de la Fuenfria. En esa etapa se juntaba las altas temperaturas, la dureza de la etapa por cruzar en la cordillera Carpetan la cota más elevada de todos los Caminos que recorren España; y porque desde las alturas de la sierra de Guadarrama ya se puede ver con claridad la ciudad de Segovia, casi al alcance de la mano, cuando todavía quedan quince quilometros para llegar, con esa sensación que conocemos de otras veces en otros caminos, que cuanto más avanzas más se aleja la meta. Calor, mucho calor, también soporté en la etapa de Zamarramala-Santa María la Real de Nieva, en los últimos doce quilómetros entre el solitario pueblo de Añe (que, aunque solitario, tiene un albergue para peregrinos) y el final de la jornada. Los campos amarillos de rastrojos de cereal, ayudaban a provocar en el peregrino esa sensación de sequedad, calor, sed, sudor, ... por suerte el pueblo intermedio de Pinilla-Ambroz tiene abundantes fuentes y agua muy fresca, para refrescar el mediodia agosteño.

 Sin embargo, en las tres jornadas siguientes llegando a Coca, o a Alcazaren, o a Puente Duero, el secarral castellano se cambió por tierra de pinares. Sin que el bosque de pinos llegara a ser tan tupido como para caminar en permanente sombra, sí que detenía por momentos los rayos de Lorenzo, siendo, por este lado, más agradable el caminar. Más agradable por ese lado, porque, sin embargo, el suelo arenoso donde crecen los pinos se convierte en un terreno muy incómodo para la marcha ¿Habeis probado caminar quilómetros y quilómetros por la arena seca de una playa? Pues la misma sensación en los pinares, buscando permanentemente las señales que ofrece el terreno para deducir que el suelo estará más firme y no te hundirás en la arena. Yo pensaba que si dificil era caminar, el pedaleo de los ciclistas debía se ser una auténtica penitencia merecedora de todas las indulgencias por parte del apostol, por mucho que hubieran pecado. Pero no vi a ninguno.

 Supongo que en las próximas etapas del Camino de Madrid, ya entrando en Tierra de Campos, los pinares volverán a dejar el sitio a las extensas llanuras cerealísticas. No será un paisaje muy difierente a las etapas del Camino Francés en esa misma comarca.

 Y en mis notas de viaje para estas próximas cinco etapas tengo señalado a Medina de Rioseco, como principal ciudad para visitar. Espero que sus calles, iglesias, canal, edificios, .... sea buen colofón a la monumentalidad del Camino de Madrid, pues en anteriores etapas la sirga atraviesa una baraja de magnificias poblaciones con grandes monumentos a visitar. No es necesario hacer ningún comentario a Segovia, pero tal vez sí haya que recordar el caserio de Colmenar Viejo, de Coca, de Nava de la Asunción, de Alcazaren; el maravilloso claustro de Santa María la Real de Nieva; el mudejar de Alcazaren; los castillos de Manzanares el Real y de Coca; la plaza de toros de Coca. Estoy seguro que en estos días sumaré nuevos monumentos o ciudades a las que ya recuerdo de las etapas anteriores.

 Santiago está maás cerca.

 Ultreia, amigos

 

 

 

Indi177
Imagen de Indi177

La soledad puede ser un bien preciado en estos tiempos. Disfrútala. 

Muy Buen Camino!! Esperaremos tu relato

Isidro García
Imagen de Isidro García

Buenas tardes amigos.

 Pues sí. Es posible realizar el Camino de Madrid, y tener todas las noches un colchón. Ya llegué a Sahagún, al Camino Francés, y no tuve que dormir ninguna noche al raso. Aunque en algún caso hubiera que hacer un esfuerzo mayor al habitual.

 Paso a dar una relación de disponibilidad en las localidades que recorrí (aunque comencé en Puente Duero os paso el dato que Arturo, el hospitalero de ese albergue me dio de Alcazarén importante escala para unir Coca y Puente Duero)

 Alcazarén: ABIERTO el albergue municipal

 Puente Duero: ABIERTO (donativo) el albergue de la Asociación de Amigos del Camino de Santiago de Valladolid

 Simancas: alojamientos privados diversos abiertos

Cigüeñuela: Cerrado el albergue municipal

Peñaflor de Hornija: Cerrado el albergue municipal

 Castromonte: ABIERTO (5 euros) el albergue municipal

 Medina de Rioseco: ABIERTO el albergue del convento de Santa Clara (donativo). Alojamientos privados diversos abiertos.

 Tamariz de Campos: ABIERTO acogida municipal  para un solo peregrino, o pareja ( preguntar a Iván en el bar de la Plaza Mayor)

 Cuenca de Campos: cerrado el albergue municipal. ABIERTO pensión La Tata  (20 euros).

 Villalón de Campos: cerrado el albergue municipal. Alojamientos privados diversos abiertos.

 Santervas de Campos: cerrado albergue gestionado por la Asociación Amigos del Camino de Santiago de Madrid (todavía estoy alucinando). ABIERTO la Casa Rural La Parra (15 euros y preguntar por Mercedes) 

 Melgar de Arriba: ABIERTO acogida municipal (según me informaron telefónicamente la Asociación de Amigos del Camino de Santiago de Madrid, pero con prevención).

 Grajal de Campos: cerrado albergue municipal (¡qué pena!)

 Sahagún: al día de hoy cerrados todos los albergues. Abiertos alojamientos privados diversos.

 Con estos datos cada uno puede establecer las etapas según crea.

 Yo personalmente sugiero seguir las etapas que propone Gronze, a excepción de las etapas Puente Duero-Peñaflor dé Hornijas-Medina de Rioseco. Ese tramo le convertí en Puente Duero-Castromonte-Medina de Rioseco..

 Pero la primera parte es una pasada de 37 quilómetros, que se dice pronto y se hace en nueve horas, .... y parada para comer (jornada de mañana y tarde). Todavía pesa en mis huesos.

 Y la parada en Santervas** (la casa rural de Mercedes) providencial para concluir con lógica las dos últimas etapas del Camino de Madrid.

 **Sigo alucinando con la Asociación de Amigos del Camino de Santiago de Madrid

Más tarde os cuento mis impresiones personales de mi deambular por la sirga y sus poblaciones.

 Ánimo madrileños y mendocinos, el Camino está prácticable.

 Ultreia

 

 

Isidro García
Imagen de Isidro García

Buenas tardes amigos.

Como podeis leer en el comienzo del tema, el verano del pasado año comencé la peregrinación a Santiago desde mi pueblo de Guadalajara, entrando al Camino Mendocino, y después incorporándome al Camino de Madrid. Esa primera parte la acabé al cabo de diez días en Puente Duero (Valladolid).

A mediados del pasado mes de julio retomé la peregrinación que había dejado pendiente Y en Puente Duero, volví a la sirga con la intención de, esta vez sí, llegar al apostol.

Hay que agradecer a la Asociación de Amigos del Camino de Santiago de Valladolid, y a su presidente Arturo, veterano peregrino, que tenga abierto su albergue en estos tiempos de pandemia. Se puede adivinar que en aquellas lejanas epocas en donde el COVID no existía, el albergue era un foco de valores jacobeos (albergue de donativo, desayuno cuando el peregrino se levanta, información y consejos para las siguientes etapas, ….). Además de eso, hoy resulta un oasis en el desierto de alojamientos de Castilla. ¡Gracias Arturo!

Cinco etapas hasta llegar a Sahagún en el Camino Francés atravesando el país castellano. Y como era previsible, “Lorenzo” me acogió con todo el calor que se puede esperar a mediados de julio. Los finales de etapa, ya rayando el mediodia, obligaban a buenos tragos de las cantimploras. Llevaba provisión de litro y medio de agua que resultó suficiente, pues las rellenaba en cuanto aparecía una fuente. Creo que en Castilla bebía, al menos, tres litros de agua mientras caminaba.

¡Los albergues en tiempos de Covid! ¡Cuántos problemas nos están trayendo! Hubo que sustituir albergues por hostales (Cuenca de Campos, pensión La Tata), o por casas particulares/rurales (Santervas, la casa rural de Mercedes que me trató como si fuera la hospitalera con mayor vocación del Camino). Otros funcionaban, como en Medina de Rioseco (gracias comunidad religiosa que ocupa el convento), o el municipal de Castromonte (gracias ayuntamiento).

Tengo la sensación de que en todo el Camino (el de Madrid, y el Frances), hasta Santiago, las instituciones han dado la consigna para que los albergues publicos no abran. Creo que ante la bajada de peregrinos han pensado que era repartir la escasez, y que mejor sean los negocios privados los que ofrezcan el alojamiento; y de paso se recuperen un poco económicamente

Por culpa de la falta de albergues tuve que superar mi record de distancia en una etapa. Pañaflor de Hornija desertó de su albergue, y tuve que caminar 38 quilometros entre Puente Duero y Castromonte. Jornada de mañana y tarde bajo el sol castellano y rodeado de llanos ya con rastrojos, o todavía con mieses sin recoger ¿Será que este año, por el virus, no hay bastantes cosechadores recorriendo las tierras de pan llevar?

¡Los llanos de Castilla! ¡La Tierra de Campos! Quilometros de paisaje sin…, sin nada. A veces una mancha rompe el horizonte. ¡Notición! Algo del paisaje atraerá mi atención en las próximas horas. Una hora más tarde descubro que es una maquinaria agrícola abandonada en el “sembrao” Otra hora después llegaré hasta ella. Y estoy de enhorabuena, para la próxima hora tengo en el infinito castellano una referencia nueva donde dirigir la vista: esta vez un arbol.

A tres quilometros de Villalón de Campos, en plena llanura, el camino alcanza una mínima altura sobre todo el paisaje, y puedo girar la vista en los tópicos, pero ciertos, 360º. Cálculo que un horizonte de unos sesenta quilometros hacia cualquier punto que miarara. Al fondo unos árboles que no sé si son ciertos o un espejismo.

Y entre medias el Canal de Castilla. Un oasis, en el total sentido de la palabra, en el secarral castellano. Maravilloso paseo por ambas orillas. Un consejo para cada época del año: como siempre caminamos por la mañana hazlo por el lado derecho del canal si quieres sol, y por el lado izquierdo si quieres evitarlo.

Mucha historia en los pueblos del Camino de Madrid. En la mayor parte de ellos el patrimonio está cuidado Simancas, Medina de Rioseco, Villalón de Campos, Satervas, Grajal de Campos. En otros llega tarde el deseo de conservar: Tamariz. Y en otros directamente todo se cae: Cuenca de Campos.

En todo el Camino de Madrid la señalización depende de la diputación de cada provincia. Cada provincia ha elegido su motivo para los hitos jacobeos. Yo, como ya soy viejo y mal pensado, creo adivinar que cada gobierno de cada diputación ha elegido su proveedor propio para la señalización…., y ganan todos. ¡O sea…! ¡A ver si me entendéis! Pero suelen señalizar bien, y sin dar lugar a dudas

A diferencia de los mojones más institucionalizados de granito. ¿Nadie ha explicado a los instaladores que debrerían pintar una flecha en ellos? O si no ponen flechas, ¿no podrían instalarlos tres o cuatro metros a partir del cruce, ya sobre la ruta a seguir? ¡Pues no! Están instalados en una esquina del cruce sin decirnos cual de los dos caminos que hacen la esquina es el que hay que seguir. Y otras veces, sobre el camino que traemos, en la esquina previa al cruce. Al salir de Cigüeñuela, en los dos cruces que me encontré, mi confusión fue tan grande que tuve que llamar por el teléfono a Arturo, de Valladolid, para escoger la ruta correcta.

Porque esa es otra, ya la última. No hay nadie en Castilla para preguntar un camino. Está desierta. No queda nadie. Los pueblos deshabitados, y cuanta menos gente, gran paradoja las casas parecen estar más cuidadas. Pobre Castilla, que vive ya solo de historia. Como Santervas que reivindica a su hijo predilecto: Ponce de León, descubridor de La Florida, allá en las Americas.

El Camino de Madrid, austero por donde lo mires. Hasta en peregrinos. Ni un solo peregrino coincidió conmigo (¡Ni siquiera ciclistas!) Buena ocasión para la introversión. Pero tanta, es para pensar lo de caminar en solitario

Espero no haberos hartado si habéis llegado hasta aquí.

Ultreia

Fernando Cristó...
Imagen de Fernando Cristóbal Otxandio

Así que eres de Guadalajara! Tengo muy buenos recuerdos de un viaje a pie hace años a la vera del Tajo, desde el monasterio de Buenafuente del sistal en la Sierra, bajando hacia Trillo, y luego hacia Aranjuez. Y de otra pateada el año pasado entre Sigüenza e Hita, a la vera del Henares... preciosas tierras, preciosa cultura (recuerdo una charleta con un cura sobre Cisneros y su biblia poliglota, y otra con un técnico de diputación sobre lo cruel de la guerra civil en aquellos lugares), lastima de las centrales nucleares... 

Indi177
Imagen de Indi177

Pues yo apenas conozco Guadalajara. Lo que ves desde la A2 y para de contar. Lo remediaré Dios mediante.

Estupendo Isidro, como siempre. Una realista y vivida visión de la España de hoy, producto de...ya no se me ocurren calificativos para definir la decadencia y miseria moral y humana de este sistema.  

Lo que has conseguido con unos con tu relato, huir como la peste de ese camino sin mirar atrás, puede ser a la vez imán y faro otros. Yo me encontraría entre estos últimos. Pero por el lado derecho del canal, a pleno sol otoñal o invernal.

Ultreia!

Cristineta87
Imagen de Cristineta87

A mi me han encantado Isidro! Lo explicas y detallas muy muy bien y además se agradece, porque Caminos así son un poco desconocidos y me encanta conocerlos!

Me alegro que lo hayas completado y lo hayas disfrutado! Buen Camino.

Sofía
Imagen de Sofía

Estupendo que hayas realizado ese camino de nombre para mi desconocido y que nos has contado. El C. de Madrid lo reconozco en tus palabras, se me hizo muy durillo no se porque,,,, pero sin duda aprendi de cada paso. Cuando leo mi relato del C de Madrid, pienso que estaba un poco depre y todo.... pero vivi también cosas bonitas. Salud Isidro !

Isidro García
Imagen de Isidro García

Fernando, Indi, Cristineta, Sofía, gracias por vuestras aportaciones.

Mencionar que el Camino Mendocino (Guadalajara-Manzanares el Real), tiene sus valedores entre los alcaldes de la zona, principalmente el de Torrelaguna, Eduardo Burgos; y sobre todo la residencia de ancianos de Viñuelas www.campiñadeviñuelas.es.

Julián Pascual, es el director. Y ha visto en los valores del Camino argumentos para mantener esa residencia. Y a la vez, ve en la residencia una metáfora del Camino.

Es increíble cómo en el domicilio de unos abuelos, en un pequeño pueblo de Guadalajara lejos de las principales rutas hacia Santiago, se vive con tanto entusiasmo el espíritu jacobeo. La web de la residencia tiene la mejor guía de este camino, con permiso de nuestros amigos de Manzanares, RayyRosa

David Rod
Imagen de David Rod

Muchas Gracias Isidro por tu aportancion, animas a otros incluido yo a hacer este esplendido camino, me alegro mucho que en tiempos de covid la infraestructura  lo haga imposible, talvez en primeravera me anime con este camino si nos lo permite esta maldita pandemia.

saludos