Indi177
Imagen de Indi177

Camino Aragonés en confinamiento perimetral - parte 2

Antes de comenzar a exponer lo sucedido agradezco de corazón los buenos deseos de recuperación que me habéis transmitido en el post anterior a este, que resume mi experiencia en el intento de peregrinar a día de hoy:

Hay un tópico que describe al aragonés a la perfección, vigente aún por muy globalizado que esté el mundo, y es la sentencia justa tras una evidencia manifiesta: "¡Aragonés, y cabezón!".
En este todavía país nuestro, cada uno desde su rincón mantiene su herencia genética, tradicional, folclórica y cultural que lo enriquecen y conforman en conjunto una pluralidad maravillosa, envidia y asombro de las monótonas e insulsas vidas y paisajes de la mayoría de naciones "ejemplares" sitas más al Norte. Por supuesto incluyo a nuestros hermanos portugueses en la original pluralidad ibérica.
A los aragoneses nos define ese dicho.
Si algo se nos mete en la cabeza...

El caso es que al despertar hoy con las primeras luces tras la amarga despedida narrada la noche anterior, el amanecer prometía una mañana limpia y clara, fría pero en calma, sin rastro de la más mínima brisa. La predicción meteorológica, errada.
La rodilla enganchada, pesada, pero sin la sensación desoladora de anteriores ocasiones donde se hace obligatoria una descansada recuperación. Dolor leve pero suficiente para no plantearse sino el regreso a casa. Salvo que seas aragonés y se te haya metido algo en la cabeza. 
Con todo cerrado recurrí a un plátano y una barrita energética para acompañar 600gr de ibuprofeno. Estiramientos, preparación de mochila y hasta luego Lucas.
Con frío intenso pero soportable decidí mientras meditaba si seguir jugándomela o abandonar ir a buscar el inicio del sendero que desde Villanúa lleva a Cenarbe. El pueblo viejo es pequeño, y próximo a su iglesia en dirección este encontramos un cruce señalizado con varias opciones senderistas, entre ellas el inicio del PR 2, que indica directamente Cenarbe, a 2 horas, también conduce a dos dólmenes próximos.
Continué por la calle Camino de Cenarbe hasta el inicio: sendero estrecho, pedregoso y en fuerte pendiente. Desechado. Imprudencia no asumible. Pero contento por haber adquirido la información para futuros peregrinos que deseen alargar merecidamente su Camino, por sendero auténtico muy emboscado y sin suponer un largo rodeo que luego explicaré.
El sol despuntó sobre la cima del monte al que conduce el sendero, iluminándolo todo con una nueva luz. El dolor de la rodilla un leve recuerdo, oculto sin desaparecer, pero leve, inapreciable mientras paseaba por el camino que conduce al cementerio, que no es nuestro Camino oficial, pero sí el seguido por la inmensa mayoría de peregrinos. El oficial gira a la derecha tras la cueva de las güixas (cerrada por covid), sin llegar a entrar al pueblo, cruzando la nacional y el río Aragón. En invierno goza de más horas solares matinales ya que discurre por la margen oeste del Valle. Ese tramo aún no lo he recorrido. La vez anterior seguí la variante y, ayer....también. 
Una vez puesto en Camino la tristeza del abandono dio paso a la esperanza de poder recorrer aunque fuera ese tramo hasta Castiello que ya conocía y sabía que carece de desniveles importantes y transcurre todo por pistas fáciles. Hay que hacer constar que esta variante no oficial carece de señalización oficial en forma de mojones y paneles informativos. Únicamente flechas amarillas se entremezclan con las rojiblancas del GR que estamos siguiendo, pero no hay posibilidad de pérdida ya que el destino es el mismo.
Unos 4 km después de Villanúa, al llegar al desvío bien señalizado que nos ofrece la posibilidad de ir a Santa María de Iguacel por Cenarbe indica 4'4 km hasta allí y 8'4 a Iguacel, lo que alarga bastante la ruta aunque transcurre la mayor parte por pista y no por sendero como la opción más corta, directa y atractiva anterior. 
Siguiendo el Camino llegué al puente que cruza el río justo antes de la urbanización de la que parte una carretera que conduce en ascenso a Castiello de Jaca. Aquí hay que hacer una apreciación importante: una vez cruzada la Nacional el Camino no muestra señalización, pero al ver el pueblo al sur siguiendo el asfalto es inevitable que la mayoría lo utilicen. A mi juicio un error. Nada más cruzar la Nacional un Camino cementado rodea la urbanización por su izquierda, continuando a su fin por un camino viejo y pedregoso en ligero ascenso que nos lleva justo hasta el llamado cruce del Santo Grial. Allí confluye por fin con el Camino oficial y con el camino del Santo Grial, del que luego haré una referencia. De allí parte también el desvío que nos acercaría a San Adrián de Sasabe, pudiendo de esta forma visitar en una misma jornada ambas iglesias románicas de tanta significación jacobea.
Es un lugar imperdible para un peregrino.
Junto a la réplica de un miliario romano culminado con la cruz de Santiago y bordón y entre un texto en latín me ha parecido deducir 714 millas (en números romanos, claro) hasta Compostellam, con referencias a Trajano creo. También un peirón. Y una piedra con la cruz Occitana o cátara e inscripción referente al Santo Grial. En definitiva, un curioso lugar cruce de Caminos que a apenas 100 metros esconde un nuevo albergue, recién inaugurado en plena pandemia por una pareja de extranjeros (belgas, creo), solitario, ecológico y acogedor, sin nada alrededor, ideal para reencontrarnos un poco con nosotros tras tan bonita etapa, y tan cerca de Castiello, a apenas 200 metros, al que entraremos por su parte alta, la bonita calle de Santiago, con acceso directo a su iglesia de origen románico, excelentes vistas desde lo alto al resto del núcleo y con la extensa jacetania como marco de fondo.

En Castiello, descendiendo a la carretera por su bonito entramado urbano, llegamos a ella, donde encontramos dos bares restaurantes (uno de ellos especifica atención al peregrino) y comercio. Allí me sellaron y comí un plato combinado a la fresca en la terraza, a buen precio). Continuando por el puente sobre el río Ijuez, un nuevo cruce nos sugiere ir nuevamente a Iguacel, a 10 km., o seguir a Jaca por el Camino. Esta opción para ir a Iguacel es la menos apropiada ya que como hemos visto, tanto desde Villanúa como desde el cruce bajo el viaducto del ferrocarril de San Juan, que lleva a Cenarbe primero y después a Iguacel, acortan el trayecto. Este, sin embargo, sería el punto en el que confluiriamos procedentes de Iguacel.

La llegada a Jaca ha sido muy diferente y difícil de transmitir. Rondarían las 3 de la tarde, y al acercarme a la Catedral, llegando esta vez por la plaza que finaliza en el gran ábside de la parte oeste del templo, no había un alma en la vía pública. Puse a grabar el móvil en mi acercamiento y rodeo completo de la catedral en el más absoluto silencio, con los bares de la plaza frente al pórtico cerrados, las calles vacías...solo yo allí inmortalizando tan especial momento difícil de repetirse, finalizando ante la verja de hierro en la antepuerta de la portada principal, cerrada con candado, que no ha impedido enfrentarme en solitario a su enigmático crismón. 

No pude cumplir el aviso a caminantes:

"VIVERE SI QVERIS QVI MORTIS LEGE TENERIS, HVC SVPLICANDO VENI RENVENS FOMENTA VENENI, COR VICIIS MVNDA, PEREAS NE MORTE SECVNDA"

(Si quieres vivir, tu que estás sometido a la ley de la muerte, ven aquí suplicante, renunciando a los alimentos envenenados. Purifica de vicios tu corazón para que no perezcas de una segunda muerte).

Por horarios covid, ahora la catedral cierra a mediodía, pero a las 16:30 reabre. A eso de las 18:00, anocheciendo, entré por fin en ella. Pude permanecer completamente solo en su interior durante una media hora. En casi completa oscuridad, ya que si no depositas un euro no se ilumina.

No lo consideré necesario. Dos puntos de luz cálida, uno frente a cada uno de los ábsides laterales, y otros dos sobre la portada principal, en el otro extremo de la nave central, iluminaban muy tenuamente la monumentalidad del templo. La altura de las inmensas columnas con sus techos abovedados permanecían en la más completa oscuridad. Un juego de sombras, reflejos de ornamentos, oscuridades intemporales, y la soledad, obró en mí aquello que todos anhelamos encontrar cuando iniciamos nuestro Camino. Jaca y Santiago. Santiago y Jaca. Inicio y final. Final y comienzo. Esta vez fue Jaca, pero la sensación de culminación, de luz interior y de gratitud, fue la misma que si de Santiago se tratara.

De pronto alguien entró, accionó algún mecanismo y comenzó a escucharse canto gregoriano. Permanecí semioculto junto a una columna y seguí los pasos del anciano. Accedió por la capilla de Santa Orosia, mártir venerada en Jaca y su comarca, desapareciendo en ella.

Curioso, seguí sus pasos, en penumbra. A la izquierda del retablo de la Santa había una puerta. Llamé. Resultó ser un gran despacho, oficina, moderno, que debe hacer las veces de sacristía. Allí, tras abrir la puerta, el sorprendido anciano me preguntó qué deseaba. Al mostrarle mi credencial esbozó una sonrisa, una de las primeras sonrisas de las que pude disfrutar en dos días, invitándome a entrar. Estampó el sello de la catedral y charlamos brevemente, yo enfundado tras mi mascarilla con la flecha amarilla, él sin protección, sin miedo, marchándome a continuación  y dejando definitivamente este corto pero intenso Camino.

La tristeza se puede palpar en una pequeña ciudad que depende de un turismo ahora inexistente en vísperas de un Puente festivo que marca el comienzo de la temporada invernal, clave para los valles pirenaicos.

P.D. Llama mucho la atención la disputa en la señalización entre el Camino de Santiago y el camino del Santo Grial, al que se le está dando un impulso enorme, y presenta una señalización impecable. Ambos caminos recorren el mismo itinerario, aunque el del Grial te presenta muy claramente las variantes, y en ambos sentidos, ya que está señalizado también en sentido contrario. Indica variantes a San Adrián de Sasabe, Iguacel, y continúa hasta San Juan de la Peña, desde donde por dos posibles alternativas llega a Zaragoza y de allí, a Valencia, siguiendo el presunto itinerario que siguió el Grial desde su entrada en Aragón traído desde Roma por San Lorenzo, hasta su lugar definitivo dónde aún hoy se puede contemplar.

Algunos enlaces: noticia
https://www.google.com/amp/s/jacetaniaexpress.com/nuevo-impulso-al-camin...

Asociación Santo Grial:
https://asociacionculturalelcaminodelsantogrial.com/

Papadopou
Imagen de Papadopou

No entendía las referencias del principio y he buscado tu anterior entrada, que no había leído. Me dolió a mi también la rodilla al leer el mal paso que diste, pero me alegro de que no arruinara del todo tus planes. Tu tozudez fue premiada con la sonrisa de ese anciano de la catedral que al verte con la credencial debió ver confirmada su certeza de que el Camino seguirá vivo mientras haya quien, a pesar de las circunstancias, decida seguirlo con cabezonería aragonesa. Un abrazo.

TonyValero
Imagen de TonyValero

A donde va usted? A Santiago.. será si Dios quiere .. y si no quiere ire a la charca convertido en rana pero llegaré como sea .. jajaja un abrazo a todos laugh

Indi177
Imagen de Indi177

Eso no lo dudes wink

 

La catedral en penumbra

TonyValero
Imagen de TonyValero

Un poco solica la basílica de Compostela.. Le faltan los peregrinos... Tengo ganas de pisarla ...

Fernando Cristó...
Imagen de Fernando Cristóbal Otxandio

.

La penumbra de las Iglesias románicas son la atmósfera perfecta para meditar. De hecho, me mosquea bastante que den la luz eléctrica.

.

Fernando Cristó...
Imagen de Fernando Cristóbal Otxandio

.

Bueno, ahora te queda "lo más difícil todavía": con nieve, por Pirineos, con la rodilla chunga... y de noche jajaja! Daría para una crónica fenomenal, y si incluyes alguna peripecia con jabalíes ya ni te cuento. He echado de menos no tanto datos geográficos como impresiones emocionales.

.

Indi177
Imagen de Indi177

Sí, es verdad. Pero como en realidad este Camino tenía que ser un poco de descubrimiento y guía para posibles futuros peregrinos que quisieran variar o ampliar, dejé de lado el tema emocional. Aunque estaba la cosa un poco decaída, la verdad, y ya abuso mucho de parrafadas místicas por aquí. 

Lo del más difícil todavía no sé yo. Aunque si se dieran las circunstancias idóneas y salgo bien de esta ¿Por qué no? Pero, no, quita, quita, hoy me conformaría con poder caminar con garantías. 

zackwang
Imagen de zackwang

Este lugar es realmente asombroso

MontseP
Imagen de MontseP

Te he leído con sumo deleite, Indi.

Gracias por compartir tus experiencias y espero que tu rodilla ya esté recuperada