El artista y templario Francisco López Chacón en su casa de Seixón