Vista de Saint-Lizier, a la salida por el camino