Vila Franca de Xira, la localidad más taurina de este camino