Alcazarén

Servicios:
Habitantes: 
722
Municipio: 
Alcazarén
Provincia: 
Valladolid

Alojamientos en Alcazarén

 
D
Abierto: 
Todo el año

Notas destacadas

Alcazarén es una villa cuyo nombre proviene del árabe al-quasrayn, que significa las dos fortalezas, en referencia a las fortificaciones de vigilancia que existían al sur de la frontera del Duero; también en el escudo de la localidad aparecen dos torres junto a una llave arábiga. Tras la disolución del califato cordobés la región fue abandonada y se convirtió en tierra de nadie, hasta que los leoneses iniciaron su repoblación a finales del siglo XI.

Paseando por el pueblo podremos observar los ábsides románico-mudéjares de las iglesias de San Pedro y de Santiago, ambos del siglo XIII. En el interior de esta última se descubrieron en 1986 unos interesantes frescos que habían permanecido ocultos durante siglos tras un retablo barroco. Y no olvidemos, en la misma iglesia, visitar otra capilla barroca cuya cúpula está cubierta por figuras de yeso que representan emplumados indígenas americanos, querubines rollizos y músicos con pelucas, en un festival de exotismo y color.

Pequeña y tranquila villa que cuenta con un par de bares-restaurante, una tienda, una panadería, oficina de información turística, una farmacia y un moderno albergue para peregrinos.

Las llaves del albergue pueden recogerse en el Centro de Día / bar Hogar del Jubilado (calle Hospital s/n, junto a la oficina de turismo), en el bar Real (c. Real, 34) y en el bar Algo + que vinos (c. Conde Vallellano, 37, junto a la carretera). La oficina de turismo sólo abre los viernes por la tarde y los fines de semana, y cuenta con una amable encargada.

Cultura e Historia

Si bien existe constancia de una cercana necrópolis visigoda, los orígenes de la villa son árabes, así como su nombre "al-quasrayn" que significa dos alcázares o dos fortalezas. El pueblo surge en pleno periodo emiral (s. VIII-IX) como alquería fortificada en el "Balat Huma-yd", calzada árabe que unía Al-Ándalus con las tierras del norte. La localidad pasó a manos cristianas tras la repoblación de los territorios situados al sur del río Duero, llevada a cabo por el rey de León Alfonso VI entre los años 1068 y 1072.

La iglesia de San Pedro fue una de las primeras en la zona que se construyeron en estilo románico-mudéjar. De la construcción original sólo queda la cabecera (s. XIII), con tres bandas de arquillos ciegos no alineadas verticalmente, y una torre que data del siglo XVI. A los pies de la torre los lugareños instalaron una fuente de piedra en 1795, durante el reinado de Carlos III.

La cabecera de la iglesia de Santiago Apóstol es también de estilo mudéjar, aunque de factura ligeramente posterior (segunda mitad del s. XIII). El resto de la iglesia fue reformado a lo largo de los siglos XVII y XVIII. La mayor diferencia con el ábside de la iglesia de San Pedro es que en éste las tres fajas de arquerías aparecen alineadas en vertical. Su interior fue decorado con unas magníficas pinturas al fresco, de estilo gótico, descubiertas en 1986 tras una restauración; en ellas aparece un Pantocrátor, así como la Magdalena y diferentes santos. La capilla barroca anexa data de mediados del siglo XVIII, y se halla cubierta con una cúpula decorada con yeserías policromadas que presentan influencias mexicanas. En el retablo mayor de la iglesia convive la figura de un Santiago Matamoros triunfante en la batalla de Clavijo, con otra donde aparece el apóstol con sombrero y hábitos de peregrino (algo que no es muy común por esta zona, siendo más frecuente en iglesias bajo la advocación de este santo a pie del Camino Francés).

Principales monumentos

Iglesia parroquial de Santiago, ábside de la iglesia de San Pedro, ermita del Cristo del Humilladero (s. XVIII), Casa consistorial (s. XVIII), puente viejo (principios del s. XVII).

Fotos de Alcazarén

Ábside mudéjar de la iglesia de San Pedro en Alcazarén
Bodegas subterráneas en Alcazarén
Interior de la iglesia de Santiago en Alcazarén