Santillana del Mar

Servicios:
Habitantes: 
1.108
Municipio: 
Santillana del Mar
Comunidad Autónoma: 
Cantabria

Alojamientos en Santillana del Mar

 
6 €
Frente a la colegiata; detrás del museo Jesús Otero.
Abierto: 
Todo el año
 
12-16 €
Céntrico; a 100 m del casco antiguo
Abierto: 
Del 15 de marzo al 15 de octubre
 
33+ €
 
55+ €
 
66+ €
Casco antiguo
Abierto: 
De marzo a noviembre
 
39+ €
A 500 m del casco antiguo
 
40+ €
Casco antiguo
 
25+ €
 
40+ €
Casco antiguo
 
29-40 €
 
50-70 €
A 800 m del Casco Antiguo.
 
57+ €
A 500 m del casco antiguo

Notas destacadas

El albergue de peregrinos se encuentra a un paso de la colegiata, detrás del museo Jesús Otero; es acogedor pero sólo dispone de 16 plazas, bastante apretadas, y no tiene cocina.

La localidad es una de las más bellas de Cantabria, con calles empedradas de aspecto medieval. Destaca la colegiata románica de Santa Juliana, con su extraordinario claustro del siglo XII; vale la pena fijarse en cada uno de sus 42 capiteles e intentar descubrir los temas que se representan.

Son muchos los dulces elaborados a partir de la leche producida en esta zona, entre ellos las famosas quesadas, si bien el dulce característico de Santillana es la tableta, bizcocho casero hecho con huevos, harina, azúcar, mantequilla y una corteza de limón, que se suele tomar junto a un vaso de leche.

Como reza un dicho popular, ésta es la villa de las Tres Mentiras, pues «ni es santa, ni es llana, ni tiene mar». En realidad, el nombre Santillana nace de la contracción de Sancta Iuliana (mártir nacida en Nicomedia —Anatolia—, adoptada como patrona de la localidad y bajo cuya advocación se fundó en el siglo IX un monasterio, que en el año 1196 pasó a ser colegiata). La referencia al mar nos recuerda que las propiedades de dicha abadía se extendían hasta la costa, que queda a pocos kilómetros.

Santillana vive de sus visitantes, si bien los grupos de turistas se concentran en unas pocas calles y durante las horas centrales del día. No es de extrañar, por tanto, la unificación —al alza, por supuesto— en el precio del menú de los restaurantes del centro. Los que busquen opciones más económicas deberán desplazarse fuera del casco antiguo, o bien detenerse a comer en alguna de las localidades intermedias.

Las famosas cuevas de Altamira, conocidas como la Capilla Sixtina del arte rupestre, se hallan a apenas dos kilómetros del centro. Por motivos de conservación hoy sólo puede visitarse el museo anexo que incluye la neo-cueva, reproducción fidedigna del techo de la gran sala con los bisontes, caballos, ciervos y jabalíes pintados por sus moradores entre 14.000 y 20.000 años atrás, durante los periodos Solutrense y Magdaleniense, en el Paleolítico superior.

Cultura e Historia

Pequeña villa con un gran atractivo turístico por su belleza y monumentalidad. A pesar de su nombre, el mar está a más de tres kilómetros de la localidad. Pasear por sus viejas calles empedradas, con bonitas y antiguas casonas, es retroceder unos cuantos siglos en la rueda de la historia. La joya de la corona es la colegiata románica de Santa Juliana (siglo XII), construida sobre un primitivo templo del siglo IX o X que fue el origen de la población, y en la cual destaca el extraordinario claustro con columnas adornadas de soberbios capiteles. Un lugar sugerente. Por otro lado, a poco más de un kilómetro del pueblo se encuentra la Cueva de Altamira (fuera del camino), que conserva las pinturas de arte rupestre del paleolítico, dentro del paleolítico superior (33.000 aC - 9.000 aC), más importantes del mundo. Fue declarada Patrimonio de la Humanidad en el año 1985. Hoy en día las visitas a la cueva están extraordinariamente restringidas, pero se puede visitar el Museo de Altamira, que reproduce e interpreta las mencionadas pinturas.

Principales monumentos

Colegiata románica de Santa Juliana; palacios y caseríos del casco histórico; Ayuntamiento; Cueva de Altamira.

Fotos de Santillana del Mar

Santillana del Mar
Calle principal de Santillana del Mar
Portada de la Colegiata de Santa Juliana, Santillana del Mar
Colegiata de Santa Juliana, Santillana del Mar