Cerro Muriano

Servicios:
Habitantes: 
2.088
Municipio: 
Córdoba
Provincia: 
Córdoba
La mayor parte de la localidad es una pedanía de la ciudad de Córdoba, mientras que otra parte pertenece al municipio de Obejo.

Alojamientos en Cerro Muriano

 
20 €
 
50 €
Céntrico
 
120 €
Céntrico

Notas destacadas

La localidad es una pedanía de la ciudad de Córdoba, y acoge una base militar del Ejército de Tierra, sede de la Brigada-X Guzmán el Bueno; cuenta con bares y restaurantes, así como algún alojamiento.

Quienes prefieran volver a Córdoba para pernoctar y completar sus visitas, disponen del autobús de la línea N, con salidas cada hora y media, que tiene parada junto a la estación de tren y de autobuses de la capital. El trayecto dura unos 30 minutos.

Desde la Edad del Cobre se explotaban aquí minas de dicho metal, actividad que alcanzó su apogeo en época romana, especialmente a principios del siglo I d.C. bajo el gobierno del emperador Tiberio; ello propició la construcción de una calzada que unía este distrito minero con Corduba y Emérita Augusta (Mérida), capitales respectivamente de las provincias romanas de la Bética y Lusitania.

Tras la caída del imperio romano, las minas no volvieron a ser explotadas hasta bien avanzado el siglo XIX, cuando en el año 1872 se otorgó su concesión a la Cordoba Copper Company Ltd. Esta compañía inglesa siguió extrayendo mineral hasta 1929, cuando el precio del cobre se desplomó durante el famoso crack bursátil y la explotación dejó de ser rentable.

Según la creencia popular, el nombre procedería de Mons Marianus, por un cónsul o delegado de Roma llamado Sexto Mario, derivando después a Cerro Muriano. Pero lo más probable es que haga referencia a las murias, montones de piedras sueltas que quedan en las explotaciones mineras, como las que aún pueden verse por aquí.

Cultura e Historia

Cerro Muriano es una pedanía adscrita a la ciudad de Córdoba, situada en las estribaciones de Sierra Morena, a 18 km de la capital. En origen era un poblado minero: ya en la Edad del Cobre se explotaban aquí minas de dicho mineral, si bien la actividad extractiva alcanzó su apogeo en época romana, especialmente bajo el gobierno del emperador Tiberio; ello propició la construcción de una calzada que unía este distrito minero con Corduba y Emérita Augusta (Mérida). Tras la caída del imperio romano, las minas no volvieron a ser explotadas hasta el año 1872, cuando se otorgó su concesión a una compañía inglesa que se prolongó hasta 1929. En la década de 1940 se construyeron en la localidad unos cuarteles donde muchos reclutas cumplieron el servicio militar; en la actualidad acoge a la Brigada Mecanizada XXI del Ejército de Tierra, más conocida como Brigada Guzmán el Bueno.

Principales monumentos

Museo del Cobre, Piedra Horadada, yacimiento arqueológico y mirador del Cerro de la Coja, antiguas minas de Siete Cuevas.