Etapa 2B: Saint-Jean-de-Luz - Irún (por la costa) | Al Loro

Aunque el trazado oficial del camino discurre por el interior, actualmente la mayoría de peregrinos escoge esta ruta alternativa por el litoral que permite descubrir los espectaculares acantilados de la Corniche Basque. Ojo, pues a pesar de su belleza se trata de un recorrido sin abrigo ni apenas vegetación, desaconsejable en caso de temporal o viento fuerte.

Durante bastantes kilómetros caminaremos junto a la Corniche o acantilados sobre el mar, fotogénicas sucesiones de estratos de roca colocados en vertical tras un plegamiento que tuvo lugar hace 65 millones de años, en el Paleoceno; estamos ante una verdadera lección de geología.

El sendero junto a la costa presenta varios trechos abruptos y pedregosos, poco aptos para los ciclistas; la alternativa es el arcén de la carretera D-912 que discurre en paralelo a nuestro recorrido, con algún tramo de carril-bici.

La Maison de la Corniche Basque, a pie de camino, alberga un interesante centro de interpretación de la naturaleza (entrada libre), con unos aseos impolutos y un porche con mesas donde descansar. El horario de verano es de 10:00 a 13:00 y de 14:00 a 18.30. Teléfono +33 559 741 618.

En el puerto deportivo al final de la playa de Hendaye disponemos de una navette maritime o barca de pasaje que cruza el río Bidasoa —a partir de las 10:00 o 10:15 y hasta las 18:00, 19:00 o 24:00 según temporada / 2 euros / frecuencia 15 minutos / duración 7 minutos— y nos deja en el embarcadero de Hondarribia; allí retomaremos de nuevo las flechas amarillas.

Quienes pernocten en Hondarribia o en Amute-Kosta encontrarán las flechas del camino principal a 250 metros de Amute, en el puente de la carretera N-638, lugar donde se gira para seguir la ribera del Jaitzubia hacia la ermita de Santiagotxo.

El antiguo convento-residencia de los Capuchinos de Amute es una buena alternativa al albergue de Irún, y se halla a pocos metros del inicio de la subida hacia el santuario de Guadalupe (ver etapa siguiente); suelen abrir a las 17:00.

En nuestro recorrido por Ciboure pasaremos ante la casa donde nació el pianista y compositor Maurice Ravel (1875-1937), autor del famoso Bolero que lleva su nombre.

Cada mes de julio se celebra durante un fin de semana la Atun Besta, la fiesta gastronómica del atún.

Al este de la playa de Hendaye se yerguen les Deux Jumeaux, dos peñascos gemelos que, según cuenta la leyenda, fueron lanzados por el mítico caballero Roldán, lugarteniente de Carlomagno, con la intención de destruir Bayonne, pero falló y cayeron en el mar. Los geólogos se descojonarían de la risa.

El casco histórico de Hondarribia tiene mucho encanto. Nuestro recorrido pasa por la plaza Guipúzcoa, el castillo del emperador Carlos V (hoy Parador de Turismo) y la puerta de Santa María, uno de los dos accesos al recinto fortificado de los siglos XVI-XVII, del que se conservan algunos fosos, baluartes y revellines.

La villa, fundada por los vascones, albergó un importante puerto en época romana. Su nombre en euskera es la combinación de hondar –arena– e ibi –paso o vado–, pues aquí existía una lengua de arena que permitía cruzar el río Bidasoa durante la marea baja.

[Los apuntes sobre Irún los encontraréis en Al Loro de la etapa 3]