Etapa 7: Markina - Gernika | Al Loro

Distancia: 
24,6 km
Duración: 
6 horas
Dificultad: 
3
Paisaje/Naturaleza: 
4

Otra etapa montañosa, alejados del mar, con frecuentes desniveles a los que ya nos vamos acostumbrando. Afortunadamente, el itinerario por el País Vasco está bien señalizado, pues la orografía es algo compleja.

La Asociación de Amigos de los Caminos de Santiago de Bizkaia ha optado por marcar desvíos por carretera en los tramos donde "la gran pluviosidad de esta zona genera riesgo y dificultad, siendo en ocasiones impracticables". Nota 2019: Una peregrina (gracias) nos informa que se ha acondicionado la bajada a Munitibar, y ahora es "super bonita y super cómoda".

Una buena opción para quienes deseen llegar mañana a Bilbao es alargar la etapa 9 km hasta el albergue Eskerika.

Hasta Munitibar hay servicios de restauración en cada localidad; más adelante, en Olabe, hay una taberna de horario incierto, y de ahí hasta Ajangiz (casi en Gernika) nada de nada.

La Asociación de Bizkaia pone a disposición de los peregrinos, solo durante el mes de agosto, 35 plazas en colchonetas en el pabellón de un gimnasio. Nota 2018: Este año, debido a obras, no funcionará.

El albergue juvenil es algo caro; hay varias pensiones céntricas por un precio similar.

El interés cultural de la etapa se centra en el Monasterio de Zenarruza (en Ziortza), con su magnífico claustro, y en la ciudad de Gernika, sede de la Casa de Juntas de Vizcaya, y cuya historia está marcada dramáticamente por el bombardeo de la aviación alemana en 1937.

Se puede visitar gratuitamente la Casa de Juntas y el Árbol de Gernika: Más info en esta web

Los productos gastronómicos de la población más destacados son las alubias y los pimientos.