Etapa 9: Lezama - Bilbao | Al Loro

Etapa muy corta, con un escollo orográfico que la determina: el Monte Avril. Seguimos un día más lejos del mar. Hoy llegamos a la gran urbe de Bilbao, la ciudad más poblada del Camino del Norte.

En la subida al Monte Avril, prolongada, pero no especialmente dura, ganamos 300 metros de altitud en poco más de 3 kilómetros; luego, por la otra vertiente, llegamos al Casco Viejo de Bilbao en una pronunciada bajada.

A la entrada de Bilbao, aún en la parte alta, pasamos por delante de la bonita basílica de Nuestra Señora de Begoña; ya abajo llegamos a Las Siete Calles (Casco Viejo), donde se encuentra la catedral.

El albergue para peregrinos, alejado del centro, sólo abre en verano; los demás albergues están orientados a turistas, aunque por supuesto acogen a peregrinos.

Los peregrinos con credencial disponen de visita guiada gratuita a la catedral de Santiago, en el Casco Viejo, y a la cercana iglesia de San Antón. En ambos lugares se puede sellar la credencial.

Hoy el interés cultural de la etapa se centra en Bilbao: el Casco Viejo, la catedral de Santiago (la única del Estado dedicada al apóstol, a parte de la catedral de Santiago de Compostela), la basílica de Nuestra Señora de Begoña, el Museo Guggenheim...

Además del fotogénico Museo Guggenheim, os recomendamos visitar el Museo de Bellas Artes, que está considerado la tercera pinacoteca más importante de España. Su colección permanente incluye obras del Greco, Zurbarán, Goya, Murillo o Sorolla, pero también de arte contemporáneo: Bacon, Chillida, Tàpies, Barceló… e incluso un Gauguin.

Si además de peregrinos sois futboleros, debéis saber que Bilbao cuenta con dos catedrales: la de Santiago, en el Casco Viejo, y San Mamés, la Catedral del fútbol español. El estadio del Athletic Club fue construido en 1913 y justo 100 años después sería substituido por el edificio actual —que nos parece bellísimo— levantado en el mismo lugar. El primer gol en el partido inaugural del viejo San Mamés lo marcó Pichichi, apodo del delantero bilbaíno Rafael Moreno Aranzadi (1892-1922), que daría nombre al trofeo que cada año recibe el máximo goleador de la Liga.

Aprovechamos la ciudad de Bilbao para dar un último repaso a la cocina vasca y a algunos de sus platos más espectaculares: el bacalao al pil pil, las kokochas en salsa verde, angulas a la bilbaína o el marmitako.

El Casco Viejo es un hervidero de tabernas que ofrecen multitud de pintxos espectaculares. Reservad unas horas para disfrutarlos.

Las carolinas son los postres más conocidos de la ciudad, se trata de unas tartaletas de hojaldre con un cono de merengue, aunque también son archiconocidos los pasteles de arroz o los canutillos de crema.