Etapa 35B: A Laxe - Outeiro | Al Loro

Etapa larga, pero plácida y agradable, por cómodas pistas de asfalto o tierra; cabe destacar la fortísima bajada por asfalto al fondo del valle del río Ulla, y la posterior subida, de pendiente más moderada, a Outeiro.

Hoy entramos, al cruzar el río Ulla, en la última provincia de la Vía de la Plata que hollarán nuestras gastadas botas: A Coruña.

Al inicio de la etapa, a pie de nacional, hay bares. Silleda, Bandeira y Ponte Ulla cuentan con todos los servicios. En la parroquia de San Miguel de Castro hay, a 350 metros del camino tomando a mano izquierda la carretera CP-2017, un bar-restaurante (mesón O Peixeiro) y, más adelante, a pie de camino en la misma parroquia, hay un bar.

La localidad cuenta con varios alojamientos a buen precio y un albergue; ideal para los peregrinos que no tengan fuerza o ánimos para subir a Outeiro.

En la minúscula aldea de Outeiro (parroquia de San Pedro de Vilanova, concello de Vedra) hay un buen albergue de peregrinos de la Xunta, pero no hay servicios alrededor. Sirven bocadillos y platos calientes solo en temporada alta. Podemos aprovisionarnos en Ponte Ulla.

En el ámbito cultural cabe destacar: El pequeño puente medieval sobre el río Deza, en A Ponte Taboada; el templo de San Martiño en Dornelas, de origen románico; y, por último, la preciosa capilla y fuente de Santiaguiño en Outeiro, a 200 metros del albergue, ambas del siglo XVIII.