Etapa 1: Irún - San Sebastián | Recorrido y Cultura

Distancia: 
24,8 km
Duración: 
6 horas
Dificultad: 
3
Paisaje/Naturaleza: 
4
Mapa de la etapa %node:title

0,0

En esta histórica ciudad fronteriza empieza el Camino de Norte que, al igual que la mayoría de los Caminos de Santiago, proviene de Francia. Este cruza la frontera en el antiguo Puente de Santiago, que une Hendaya e Irún sobre el río Bidasoa. Los dos elementos arquitectónicos más relevantes de Irún, y que se encuentran en el mismo trayecto urbano del camino, son: la voluminosa iglesia del Juncal (siglo XVI), de estilo de base gótico y portada barroca, en la calle de Santiago; y el bonito edificio del Ayuntamiento (siglo XVIII), de estilo barroco, en la plaza de San Juan.

5,4 km

El Camino del Norte presenta como simbólico punto de inicio el medio abandonado Puente de Santiago, sobre el río Bidasoa y junto a la antigua N-I, que hace frontera con Francia. Así pues, a la salida del Puente de Santiago, en la primera rotonda, giramos a la izquierda por un paseo peatonal y bidegorri (carril bici) que transcurre paralelo a la ría, y continuamos recto por la calle Santiago hasta la Iglesia de Nuestra Señora del Juncal. Luego, por la calle Fermin Calbetón y la calle Iglesia, llegamos a la plaza de San Juan y el Ayuntamiento, que dejamos a mano izquierda, para seguir por la calle Mayor unos 50 metros, y tomar la primera bocacalle (calle Fueros) a la derecha, desembocando poco después en el paseo de Colón. Tomamos a la izquierda el paseo de Colón, cruzamos por un puente la vía del tren y de frente seguimos la calle Hondarribia. Al final salimos a una rotonda, la cruzamos para seguir de frente, volvemos a pasar bajo la N-I y, a 150 metros, tomamos una pequeña carretera a mano izquierda. Cruzamos la N-638 continuando recto y, a la altura del centro de información de las marismas de Jaitzubia, tomamos un sendero a mano derecha (ojo al desvío). Salimos a una pista de asfalto que seguimos a la izquierda y, a 50 metros, otra a la derecha. Aquí empieza la subida al santuario de Guadalupe (200 metros de altitud), pasando antes por la ermita de Santiago, primero por asfalto y después por pista y sendero pedregoso. El santuario es un buen mirador sobre la desembocadura del Bidasoa y las poblaciones de Irún, Hondarribia y Hendaya.

5,4

Fue levantado en el siglo XVI sobre otra ermita anterior. Como pone de manifiesto la decoración, el santuario está vinculado a la protección de los pescadores. Cabe destacar sus dos retablos, uno renacentista y el otro, el principal, barroco.

11,6 km

Desde el santuario empieza una larga pista de casi 10 km, con escaso desnivel, que bordea a media vertiente el monte Jaizkibel. Existe una variante, señalizada irónicamente con un cartel con la inscripción "para alpinistas", que avanza por la cima acortando el itinerario en apenas un kilómetro. Nosotros seguimos el camino oficial, por pista de tierra, cruzando un extenso bosque de robles y castaños, hasta que al final desembocamos en la carretera GI-3440. La seguimos a la derecha 500 metros y, por la izquierda, tomamos una pista de asfalto que ya nos baja a la bonita población de Pasajes de San Juan. El desvío al albergue, antes de llegar abajo, está bien señalizado.

17,0

Es el barrio más bonito de la localidad de Pasajes, separado del resto de la población por la ría de Pasajes. Pasajes de San Juan es una pequeña villa marinera de preciosa estampa costumbrista, junto a la ría, configurada por estrechas calles empedradas con grandes casonas y palacetes con balcones de madera coloridos y floreados. Destaca la casa donde vivió, en el año 1841, el ilustre escritor francés Victor Hugo, y que actualmente es la sede de la oficina de turismo.

7,8 km

Abajo de la villa nos dirigimos al pequeño embarcadero, donde una pequeña barca, en un santiamén y por 70 céntimos, nos trasborda al otro lado de la ría de Pasajes, en el barrio de Pasajes de San Pedro. Continuamos a la derecha, al lado de la ría, y antes de llegar al espigón subimos unas escaleras a mano izquierda que se prolongan en un sendero de fuerte desnivel. Arriba salimos a una carretera secundaria que seguimos a la derecha, ahora en subida más ligera, en dirección al Faro de la Plata. En la explanada donde acaba la carretera (delante está el faro) tomamos un sendero a mano izquierda; la próxima media hora caminamos por uno de los tramos más solitarios y bucólicos de todo el Camino del Norte, con vistas espléndidas de la costa y el océano. Finalmente volvemos a salir a una pista de asfalto que tomamos a la derecha, en subida. Bordeamos la vertiente meridional del monte Ulía y, a la altura de un parking (muy cerca del albergue juvenil Ulía), tomamos un boscoso camino en fuerte bajada al principio, que posteriormente se modera. En el descenso disfrutamos de unas extraordinarias vistas sobre San Sebastián y su bahía. Poco después ya entramos en la capital guipuzcoana por el paseo marítimo de la avenida de Zurriola y, pasado el elegante puente sobre el río Urumea, llegamos al casco antiguo.

Variante de Pasajes de San Pedro a San Sebastián por travesía urbana.

También existe la posibilidad de llegar a San Sebastián por travesía urbana, bordeando el puerto (avenida de Euskadi) y siguiendo la antigua N-I (avenida José Elosegi). Tomar esta variante, que es obligatoria para los ciclistas, sería un disparate para los caminantes. En primer lugar, porque es un trayecto completamente anodino y sin interés, y, en segundo lugar, porque el camino por la costa transcurre por uno de los tramos más bonitos de toda la ruta cantábrica.

24,8

Es el destino turístico más importante de toda la cornisa cantábrica. San Sebastián se presenta al mundo como una ciudad cosmopolita, con importantes festivales culturales (como los de cine y jazz), con varios restaurantes de prestigio mundial, y con una alta calidad de vida. Viven 185 mil almas y es la capital de la provincia de Guipúzcoa. La parte moderna presenta una arquitectura elitista de aire afrancesado, que le da caché y la convierte en una de las ciudades más caras del Estado. Es una delicia pasear por la gran playa de la Concha, el espacio de ocio más concurrido, así como por el Ensanche y por el casco antiguo. Sus monumentos más relevantes son: la barroca basílica de Santa María (siglo XVIII), en el casco antiguo; el edificio del Ayuntamiento (finales del siglo XIX), en la bahía de la Concha; el moderno palacio de congresos Kursaal, del arquitecto Rafael Moneo, a pie de camino en la entrada (avenida Zurriola); y, finalmente, el conjunto escultórico Peine del Viento, de Eduardo Chillida, al final de la bahía de la Concha y a los pies del Monte Igueldo.

sebastian6.jpg

Esculturas "Peine del Viento", San Sebastián
Esculturas "Peine del Viento", San Sebastián