Etapa 6: Deba - Markina | Al Loro

Distancia: 
24,0 km
Duración: 
7 horas
Dificultad: 
4
Paisaje/Naturaleza: 
5

Nota octubre 2019: Los peregrinos en bicicleta vuelven a tener abierta la carretera Deba - Mutriku (estuvo varios meses cortada por obras), con paso regulado por semáforos. La única pega son las escaleras de subida y bajada del puente de Deba, que sigue con los andamios.

Hoy afrontamos un duro y bellísimo recorrido de montaña, con preciosas estampas de los característicos valles rurales vascos. Es la etapa más solitaria de todo el Camino del Norte, pues sólo pasamos por una pequeñísima aldea y algunos caseríos dispersos.

Algunos peregrinos alargan la etapa hasta el Monasterio de Zenarruza, donde los monjes cistercienses disponen de un pequeño espacio de acogida para los peregrinos, que no es propiamente un albergue. Pocos metros antes también hay un albergue privado.

A partir de la ermita del Calvario nos encaminamos tierra adentro y nos despedimos del mar Cantábrico hasta Portugalete, dentro de 4 días.

A partir de Olatz afrontamos una buena subida, zigzagueando por el Monte Arno, en la que ganamos 250 metros de desnivel en 2,6 km. Un ascenso largo, pero progresivo.

En el collado de Arno, punto de máxima altitud del camino en el País Vasco, abandonamos la provincia de Guipúzcoa para entrar en la de Vizcaya.

El itinerario de llegada a Markina se modificó en el año 2010, alargándose en poco más de 1 km. Desconocemos el motivo; quizá para evitar un tramo de camino en mal estado y fuerte bajada. En el punto donde ahora una señal vertical nos indica girar a la derecha en ángulo agudo, antes se proseguida por la pista asfaltada unos metros más para tomar otro camino, también a mano derecha.

Nota 2016: Un peregrino nos informa que, a unos 5 km antes de Markina, los trabajos forestales de talas de árboles, con el continuo pasar de camiones, ha dañado considerablemente el camino, con la dificultad para el peregrino que ello supone, en especial si ha llovido.

Hoy debemos ser precavidos y llevar vituallas. En Olatz hay la taberna Zelaieta; en principio sólo abren los fines de semana (a partir de las 10:00 o 10:30), aunque algunos días laborales también está bierto.

En 2014 se inauguró un albergue en Ibiri Auzola, a pie de camino, con bar-tienda; eliminamos de Gronze la ficha e información del albergue por solicitud de su propietaria, al no estar conforme con los comentarios de los peregrinos.

Cuenta con un buen albergue de peregrinos en la parte trasera del Convento de las Carmelitas, junto al Ayuntamiento, en el centro de la población.

El pescado a la brasa o las kokotxas en salsa verde continúan siendo platos típicos de las poblaciones de la jornada.

El aporte dulce de la etapa son los kokotes, unas rosquillas anisadas típicas de Markina.