Camino de Le Puy | Información

El Camino de Le Puy, también conocido como Vía Podiensis, es el más importante y antiguo de los Caminos de Santiago en Francia. Fue en el año 950 o 951 cuando Godescalc, obispo de Le Puy, acompañado de un numeroso séquito, emprendió el camino hacia la tumba del apóstol encomendándose a la virgen de Notre Dame du Puy. El itinerario seguido por Godescalc es poco conocido, a diferencia del que siguieron las decenas de miles de peregrinos medievales que tomaban como punto de partida, o como importante punto de paso en su camino a Compostela, el gran templo mariano de la catedral de Le Puy. Eran devotos procedentes fundamentalmente del centro de Francia, de Suiza, Alemania, Austria, Polonia y Hungría. La gran cantidad de monumentos que jalonan la ruta y las numerosas leyendas que han sobrevivido al paso de los siglos dan testimonio del esplendor de la peregrinación en la Edad Media.

En la actualidad el número de peregrinos aumenta año tras año con una buena progresión: en el año 2014 fueron 3.623 los peregrinos que partiendo de la ciudad de Le Puy llegaron a Santiago. La mayoría de peregrinos que inician la marcha en Le Puy dividen el recorrido en tramos de una o dos semanas, con la intención de ir completándolo poco a poco en función de las posibilidades personales. Tampoco falta quien, con dos meses por delante y una buena forma física, no duda en intentar llegar a Santiago de un tirón. Entre éstos últimos, y como es fácil de adivinar, la mayoría son jubilados.

Una buena parte de los peregrinos del Camino de Le Puy son franceses o alemanes y, en menor medida, suizos, austríacos, belgas, holandeses, italianos, canadienses y norteamericanos. Es una lástima que apenas haya españoles. París es París, pero la Francia rural también es una maravilla que vale la pena conocer...

Antes de acabar la introducción es necesario aclarar tres cuestiones: la primera es que cuando hablamos de Le Puy nos referimos a la ciudad de Le Puy en Velay, que no debemos confundir con otras poblaciones francesas de nombre similar, como el pueblo de Le Puy Notre Dame; la segunda es que por una cuestión práctica los nombres de las poblaciones los escribiremos siempre en francés, mientras que los nombres de los departamentos y regiones los escribiremos en español; y la tercera es que en esta web consideramos que el Camino de Le Puy acaba en Saint Jean Pied de Port, donde empieza el Camino Francés. Sobre esto último, al no existir ninguna convención al respecto, igual de lícito sería considerar que donde acaba un camino y empieza el otro es en Roncesvalles.

Ah, y ahora sí la última cuestión. Las guías contienen errores (todas) y con el paso del tiempo van quedando desactualizadas. Te agradacemos tu comprensión, y también tu ayuda opinando sobre los albergues (en su ficha) e informándonos de aquello que consideres relevante para mejorar la información de esta humilde web. Bon Chemin.

Le Puy-en-Velay

Es un camino que no presenta excesivas dificultades en cuanto a servicios y alojamientos, aunque, óbviamente, no es comparable con el Camino Francés; en algunas etapas habrá que llevar avituallamiento. Una peculiaridad importante del Camino de Le Puy es que no pasa por ninguna ciudad grande. La más poblada es Cahors, con poco más de 20.000. Y la segunda es Le Puy, con unos 18.000 habitantes. Tan solo hay otras dos ciudades con más de diez mil habitantes: Figeac y Moissac. Así pues, no hay duda de que este es un camino esencialmente rural. La distancia más larga sin posibilidad de avituallamiento es de Vaylats a Cahors (25,3 km).

En la actualidad (año 2015) el Camino de Le Puy dispone de más de 100 gîtes d'étape (incluyendo hospederías de carácter religioso y albergues de juventud). Por lo tanto, la red de albergues es muy completa. Y, aunque hay más albergues por kilómetro en el tramo de Le Puy a Conques, los encontramos también bien distribuidos a lo largo de todo el itinerario. Consecuentemente, no hay dificultad en hacer todo el recorrido de gîte en gîte. También, para aquellos que deseen más comodidades y disfrutar de las delicatessen que ofrece la gastronomía local, y no tengan un presupuesto ajustado, existe un buen número de chambres d'hôtes (una mezcla de casa rural y B&B) con sus tables d'hôtes (la cena que ofrecen los anfitriones de las chambres d'hôtes). Y por último están los hoteles, en general algo desangelados para los peregrinos y con un precio elevado.

El poder político está fuertemente centralizado en Francia y, a diferencia de las Comunidades Autónomas en España o los länders en Alemania, las regiones son unidades administrativas con escasa autonomía política. Cada una de las regiones, las 22 más las 4 de ultramar, se subdividen en departamentos, unidad administrativa similar a las provincias españolas. En general, los departamentos franceses, en total 96, son más pequeños que las provincias españolas, que son 49.

El Camino de Le Puy pasa por cuatro regiones y ocho departamentos: Auvernia/Auvergne(*) (Alto Loira/Haute-Loire), Languedoc Rosellón/Languedoc-Roussillon (Lozère), Pirineos Centrales/Midi-Pyrénées (Aveyron, Lot, Tarn y Garona/Tarn-et-Garonne, Gers) y Aquitania/Aquitaine (Landas/Landes, Pirineos Atlánticos/Pyrénées-Atlantiques).

(*) nombre español/nombre francés

El Camino de Le Puy, como ya hemos mencionado, fue el primero y más importante de todos los caminos históricos de Santiago por tierras galas, transitado desde el siglo X por decenas de miles de peregrinos. Como consecuencia, ha acumulado en sus principales lugares de paso un extraordinario patrimonio cultural sólo comparable con el patrimonio de nuestro querido Camino Francés.

Algunos de los pueblos de este camino tienen el privilegio de estar considerados entre los más bonitos de Francia (un des plus beaux villages de France), un calificativo que otorga una entidad privada y que ha adquirido con el tiempo un cierto prestigio. Sólo 149 pueblos tienen este reconocimiento, de los cuales 7 se encuentran en este camino. Podríamos decir que es algo parecido a las 'estrellas Michelin' de los restaurantes pero con referencia a los pueblos.

Al igual que decimos en la página dedicada al Camino Francés, escribir con justicia sobre los aspectos culturales del Camino de Le Puy también requeriría no menos palabras que las contenidas en cinco tomos de la enciclopedia británica. Sin embargo, el objetivo de esta web es ofrecer una visión global del camino.